Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

COPA CONFEDERACIONES | ESPAÑA - ITALIA

Sabor a 'vendetta' en las semifinales de la Confederaciones entre España e Italia

La selección española encara las semifinales de la Copa Confederaciones, el penúltimo paso del nuevo reto marcado por su 'generación de oro' de futbolistas, que quieren cerrar el círculo de éxitos añadiendo el título que les falta, frente a un equipo italiano con ganas de 'vendetta'.

ondacero.es | Brasil | Actualizado el 07/05/2015 a las 23:26 horas

La selección española en un entrenamiento

La selección española en un entrenamiento / EFE

El ánimo de 'vendetta' italiana, nacido en la final de la última Eurocopa, aviva el fuego de la difícil semifinal de la Copa Confederaciones que le aguarda este jueves a la selección española, que en cualquier caso parte como favorita gracias al buen fútbol que está exhibiendo en tierras brasileñas.

Se antojaba como una batalla igualada entre dos selecciones históricas, más aún después del empate de la primera fase en la Eurocopa 2012, pero España destrozó a la selección italiana (4-0) hace exactamente un año en el estadio Olímpico de Kiev.

Los tantos de Silva, Alba, Torres y Mata volvían a coronar a la 'Roja' campeona continental. Cuatro años antes, aquella vez en cuartos de final, Italia también había sucumbido en el triunfal camino español.

Estos dos partidos confirmaban un cambio de tendencia histórica, en la que España pasaba de cordero a león a costa de permutar los papeles con Italia, que vislumbra el partido de este jueves como una gran oportunidad para restaurar el orden anterior.

Sin embargo, el abrumador fútbol de España y las bajas que sufre Cesare Prandelli complican el objetivo 'azzurro'. En la búsqueda del único título internacional que aún no adorna su palmarés, la selección española arrolló en una primera parte sublime a Uruguay (2-1), se paseó sin pitorreo frente a Tahití (10-0) y mostró contundencia ante Nigeria (3-0).

Pese al resultado, el partido ante el equipo africano fue el más complicado de los tres, en parte por culpa del asfixiante calor reinante en Fortaleza, que vuelve a acoger la semifinal.

La intensidad extra para rendir ante las 'Aguilas Verdes' pasó factura a Roberto Soldado y Cesc Fàbregas, cuya participación es dudosa por sendos problemas musculares.

La titularidad del delantero, que marró dos claras ocasiones ante Nigeria, ya estaba en entredicho debido también al buen momento de Fernando Torres, 'pichichi' del torneo (5 goles) que podría ocupar su puesto en el once.

La baja de Balotelli lastra el ataque italiano
Vicente del Bosque no ha descartado volver al 'falso 9' por medio de Cesc, aunque el azulgrana, que estaba completando un gran torneo, tampoco se ha entrenado al cien por cien estos días. Por lo visto en los entrenamientos, David Silva podría ocupar el puesto de Fàbregas, el otro cambio posible en una alineación fija en el resto de puestos.

Sin embargo, mayores quebraderos de cabeza afronta Prandelli, que se ha quedado sin su mejor arma ofensiva, Mario Balotelli, y sin el lateral derecho, Ignazio Abate, ambos baja para el resto del torneo por lesión. A estas ausencias se unen las dudas de Andrea Pirlo y Riccardo Montolivo. El 'faro' del equipo parece recuperado de su contractura y apunta a la titularidad, objetivo que tiene más difícil el milanista.

De esta forma, la principal duda italiana pasa por la punta del ataque, donde la experiencia de Alberto Gilardino podría pesar más que la pujanza de El Shaarawy en la decisión de un Prandelli que ha reconocido su inferioridad. "Es un equipo casi imposible de derrotar, es el equipo más fuerte del mundo, pero tampoco es perfecto", ha avisado.

El partido tendrá el aliciente añadido del arbitraje, tarea que recaerá en el británico Howard Webb, quien pitó la final del Mundial 2010, recordada por la salvaje patada de De Jong a Xabi Alonso que saldó con una tarjeta amarilla. En el balance histórico, ambas selecciones se han enfrentado 31 veces, con un balance de nueve victorias para España, diez victorias para Italia y doce empates.