Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

COPA CONFEDERACIONES URUGUAY 2-2 ITALIA (2-3)

Italia acaba tercera tras superar a Uruguay en los penaltis

Esta vez los penaltis sí sonrieron a la Azzurra. Tras [[LINK:INTERNO||||||caer ante España en semifinales]] en la tanda de penaltis, Italia se cobró su particular 'vendetta' ante Uruguay desde los once metros. Buffon fue clave al parar los lanzamientos a Forlán, Cáceres y Gargano. Los de Prandelli acaban terceros y Uruguay debe conformarse con la cuarta plaza de la Copa Confederaciones.

Agencias | Madrid | Actualizado el 07/05/2015 a las 23:26 horas

Los jugadores italianos celebran un gol junto a Forlán

Los jugadores italianos celebran un gol junto a Forlán / EFE

La selección italiana ha ganado en los penaltis (2-3) este domingo a Uruguay en la final de consolación de la Copa Confederaciones, tras 120 minutos en los que ambos equipos empataron a dos goles, por lo que el combinado dirigido por Cesare Prandelli acaba tercera después de caer eliminada a manos de España en las semifinales.

Con la ausencia de Pirlo y Barzagli, el combinado 'azzurro' presentaba una alineación descafeinada frente a un rival con un once de gala y encomendado a un ataque de garantías liderado por Cavani, Suárez y Forlán. Sin ningún premio en juego y más una tortura que un alivio, el partido se convirtió pronto en una ida y vuelta donde las ocasiones tenían presencia en ambas áreas.  

Sin el centrocampista de la Juventus como brújula en la medular, el juego italiano no perdía fluidez y no renunciaba a su estilo. Pero fue a balón parado cuando un centro de Diamanti golpeó en el palo con tan mala fortuna de rebotar en Muslera quedó en línea para que Astori rematara a placer. Tras el tanto, los de Oscar Tabárez trataron de espabilar para no perder la cara al encuentro. Muestra de esa actitud inconformista, Cavani pudo firmar las tablas pero su tanto fue anulado por fuera de juego.  

Con un ritmo endiablado, el duelo empezó a ser vertiginoso con el dominio de la posesión de Uruguay y los arreones constantes de Italia a la contra. Primero, Forlán, y después, El Shaarawy, pudieron aumentar el marcador pero tanto Buffon como Muslera estuvieron atentos para desbaratar sendas oportunidades. Antes del descanso, los campeones de América reclamaron penalti por una supuesta mano de Chiellini, pero el árbitro Djamel Haimoudi no decretó la pena máxima.  

Tras el parón, no decreció la intensidad y los uruguayos trataron de buscar con más ahínco la meta italiana. Tras el aviso de Luis Suárez y entre tanta predisposición, Astori perdió el esférico en el centro del campo para que Gargano iniciara la jugada de ataque y se la cediera a Cavani para ajusticiar al combinado dirigido por Cesare Prandelli (1-1). Después del aviso en forma de diana, la selección uruguaya ganó aplomo y a punto estuvo Forlán de marcar el segundo si no hubiera sido por una doble intervención espectacular de Buffon.

Agazapada atrás y con cada vez menos mordiente en la línea ofensiva, Italia encontraba muchas dificultades para elaborar ocasiones ante un rival crecido y embalado para voltear el resultado. Pero cuando más necesitaba estaba, apareció Diamanti para lanzar una falta estratosférica al borde del área y dar ventaja de nuevo a los subcampeones de Europa (1-2). 

Como un jarro de agua fría, los sudamericanos apenas sufrieron el revés ya que Cavani apareció de nuevo para firmar su doblete después de una falta directa asombrosa. La respuesta había sido inmediata, en un abrir y cerrar de ojos. Con las fuerzas flaqueando, sobre todo en Italia tras jugar la prórroga contra España en las semifinales y llegar a los penaltis, Uruguay apretó el acelerador al máximo pero no fue suficiente para deshacer el empate. Esperaban 30 minutos de más fútbol (2-2).

Con las espadas en todo lo alto, el tiempo extra comenzaba con una selección sudamericana más fresca. Bajo ese mayor descaro sobre el césped, Suárez tuvo el gol pero cayó derribado tras una pugna con Chiellini. En los siguientes 15 minutos, los de Tabárez pusieron cerco a la meta de Buffon -con dos ocasiones del delantero del Liverpool- pero el duelo estaba abocado a los penaltis para decidir la tercera mejor selección de la Copa Confederaciones. 

En la tanda, esta vez sí, el protagonista fue el portero italiano. Buffon detuvo el penalti de Forlán, en el primero, y después a Cáceres y Gargano, echando por tierra la parada de Muslera ante De Sciglio. El tercer puesto era para los de Prandelli con su capitán como héroe.