Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

JORNADA 1 | ATHLETIC 3-5 BETIS

Festival goleador en San Mamés en la victoria del Betis ante el Athletic

Menudo señor partido el que han protagonizado Athletic y Betis sobre el césped de San Mamés para abrir su Liga. Los  de Bielsa remontaron en la segunda mitad el 0-3 con el que llegaron los béticos al descanso, pero los verdiblancos reaccionaron al empate vasco con otros dos tantos que llevaron los tres puntos a Sevilla.

ondacero.es | Madrid | Actualizado el 08/05/2015 a las 10:00 horas

ondacero.es

ondacero.es / EFE

Cómo se ha echado de menos la Liga. Cómo se han echado de menos duelos como el que se ha vivido en San Mamés entre el Athletic y el Betis y que ha terminado con la victoria de los béticos por 3-5 en un encuentro en el que los verdiblancos se han puesto 0-3 antes del descanso y que empató el Athletic a falta de diez minutos.

Y se avecinaba tormenta para el Athletic al comienzo, porque al extraño ambiente por las posibles marchas de Javi Martínez y de Llorente se unió el tempranero gol de Rubén Castro. Seis minutos necesitó Beñat, pretendido por el equipo vasco, para robar el cuero, internarse en el área y cedérselo al canario para que éste pusiera de primeras el cuero en las mallas de Iraizoz.

Los de Bielsa de repente volvieron a los primeros minutos de la final de la Europa League en el que no daba una a derechas. Los nervios se apoderaron de los locales en su propia casa y pase que intentaban, pase que acababa en las botas de un jugador verdiblanco. Pérdidas constantes de pelota e incapacidad para superar las bien montadas líneas del conjunto de Pepe Mel eran las señas de identidad de un equipo que aunque tenía más el balón que su rival no sabía qué hacer con él.

Jorge Molina y Beñat continuaron el festival bético
Porque hay días que es mejor no levantarse. Eso debió pensar Iturraspe, que se retiró a los 20 minutos de partido por lesión. En su lugar entró Ruiz de Galarreta. El joven león vio desde dentro del terreno de juego cómo Jorge Molina ponía el 0-2 en el luminoso al batir a Iraizoz y poner la guinda a una espectacular contra del Betis, que seguía pasando por encima del Athletic y que tenía cada vez más cosas a su favor para salir victoriosos de un campo siempre complicado.

Y más a favor tenían los de Mel cuando a los cuatro minutos sería Beñat el que batiría a Iraizoz por tercera vez en 30 minutos con un soberano golazo ante el que nada pudo hacer el meta del Athletic, a bote pronto, con fuerza. Con toda la intención de dar la razón a su entrenador cuando dijo que venderle por menos de 15 millones de euros sería hacer un mal negocio.

Pero para mal negocio el que tenía el Athletic en el partido. Cero a tres, viendo cómo el Betis le pasaba por encima y sin haber dado señal alguna de vida durante los primeros 45 minutos de encuentro. Tocaba reacción, tocaba épica. Tocaba hacer a San Mamés partícipe de una de esas noches mágicas en las que los rugidos de la afición llevaran en volandas a los suyos.

Un Athletic nuevo en la reanudación
Tiempo quedaba, vaya si quedaba. Bielsa puso en liza a Aduriz y a Ibai haciendo así los tres cambios posibles en el choque. Su equipo necesitaba algo y lo obtuvo nada más empezar el segundo tiempo gracias al tanto de De Marcos que hacía volar sobre San Mamés un rayo de esperanza, un halo de luz para creer en el milagro. Una luz más intensa cuando San José puso el 2-3 a falta de más de 20 minutos para el final ante un Betis aterrado.

Porque si en la primera parte eran los de Pepe Mel los que cercaban al Athletic, en la segunda el guión dio un giro de 180 grados. Eran los leones los que rugían, los que querían carne verdiblanca y los que ponían las ocasiones de gol y el peligro en la portería de Fabricio. Con casta, con coraje... y con un San Mamés que se puso la camiseta rojiblanca con el número doce a la espalda para la remontada.

Y la remontada llegó. De nuevo gracias a un cabezazo de San José, un cabezazo inapelable e imparable para un Fabricio que poco pudo hacer. Como poco se podía hacer para evitar el paso del tiempo, para evitar que los minutos se consumiesen rápidamente en el cronómetro del colegiado. Porque si San José empataba, Pozuelo, que había entrado por Beñat, deshacía el empate... y todavía quedaba más.

Doblete de Jorge Molina
Porque el Betis apuntillaría al Athletic con el tanto de Jorge Molina, segundo de su cuenta particular y quinto de su equipo, para finiquitar una victoria que al descanso parecía y era sencilla pero que el Athletic se encargó de que fuera trabajada en un duelo de poder a poder que hizo las delicias de los amantes del fútbol.

Al Athletic le toca remar, pero le toca remar menos de lo que parecía en un principio con el 0-3 al descanso y con el raro ambiente por las posibles marchas de Javi Martínez y de Llorente. Buen partido sobre el césped de San Mamés entre dos equipos a los que les gusta el buen fútbol y que muestran sus armas para esta temporada.