Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

PUEDO OPINAR Y OPINO

Fernando Ónega: "El PP predicó que son la religión verdadera y Casado su representante en la Tierra"

¡Ay, si yo supiera si será suficiente para dar la vuelta a las encuestas! Si lo supiera, estaría felicitando al PP por su acierto y a Pablo Casado por su buena dirección. Pero eso no depende solo del protagonista, sino de los demás, que, como Teruel, también existen.

ondacero.es |  Madrid |  21/01/2019

Y depende de algún milagro, porque buscar el milagro es pretender la centralidad y, al mismo tiempo, endurecer el discurso conservador. El PP hizo lo que pudo, al mejor estilo apostólico: predicar que el PP es la religión verdadera y Casado, su representante en la tierra, canonizado por Aznar: un líder como un castillo.

Las restantes religiones, especialmente Vox, no citado para no caer en herejía, son imitaciones y disfraces. Y esa fue la esencia de la Convención: reclamar el patrimonio de la derecha, ocupar todo el espacio, agrupar a los fieles, llamar a los descarriados a la casa del padre, que llaman casa común de la derecha.

Un cierto espíritu aznariano en los mensajes de Casado. Un cierto liberalismo teñido de ortodoxia que conecta con el fundador Fraga, una necesidad que no es de sobrevivir, sino de volver a ganar. Y al fondo y como primera voz, Alberto Núñez Feijóo. Gran discurso, todos fueron grandes discursos, pero a mí lo que me interesó fue lo que dijo después a un periódico: "los líderes se consolidan cuando ganan las elecciones". Es decir, que la euforia de la Convención, la religión verdadera y el catecismo de Casado quedan pendientes de las urnas. Y creo que Feijóo también.