OPINIÓN

Monólogo de Alsina: "La nueva esperanza roja"

Carlos Alsina reflexiona en su monólogo sobre el liderazgo de Yolanda Díaz y la posibilidad de que se convierta en la primera presidenta del Gobierno de España, algo que Iván Redondo considera probable.

Carlos Alsina

Madrid | 14.10.2021 08:47

Unas veces se gana y otras te dan con la puerta en las narices. Aunque tengas a Macron a tu lado (que tampoco el Macron de ahora es el superMacron aquel que iba a liderar Europa).

La esperanza del presidente Sánchez era que la Unión Europea le ayudara a cargar este paso de Semana Santa en que se ha convertido la penitencia del encarecimiento eléctrico y ayer recibió calabazas. Todo lo que ha alumbrado la Comisión Europea es un corta y pega de las medidas que tienen en su mano los gobiernos nacionales, que es, para el caso que nos ocupa, la nada.

En términos futbolísticos esto sería un ‘no pudo ser’. Y a la vicepresidenta Ribera le tocó ayer grabar una declaración en la que viene a decir que Úrsula Von der Leyen ha parido un ratón.

La esperanza de Sánchez era que la UE le ayudara a cargar este paso de Semana Santa en que se ha convertido la penitencia del encarecimiento eléctrico

Mucho admitir la gravedad de la situación para luego no mover un dedo, éste es el resumen. Ya explicamos ayer que España y Francia eran muy vehementes en la defensa de que Europa se involucrara, todos a una, en la urgente tarea de ponerle freno al precio del gas pero que otros gobiernos, el de Alemania, por ejemplo, estaban más en seguir parcheando sin cambiar de golpe todo el sistema. Confían en que esto del gas escampe y vuelvan aquellos hermosos días en que se podían hacer planes porque el precio de la energía era una cosa estable.

De todo lo que pasó ayer en España, a vueltas con la crisis energética, lo más interesante es lo que no nos han querido contar (aún): cómo le fue a la vicepresidenta Ribera con el señor Sánchez Galán, presidente de Iberdrola. Si mantuvieron ambos la compostura o se tiraron, por así decir, de los pelos. Y si llamó Carmona para interesarse. O el PNV, que es quien más interesado está en que se amanse a la fiera.

El PNV hace falta para sacar adelante los Presupuestos del año que viene. Y en la tramitación aún cabe que cambien algunos números de los que ayer entregó al Congreso la ministra Montero.

Ayuda adicional para las familias con niños que perciben el ingreso mínimo vital

Sánchez se está queriendo colgar toda las medallas de las nuevas ayudas a los jóvenes, que si el alquiler, que si la cultura, que si el salario mínimo, que si el ingreso mínimo vital. Y Podemos, contraataca subrayando que muchas nuevas ayudas son mérito de ellos.

Onda Cero les está adelantando esta mañana que habrá una ayuda adicional para las familias que perciben el ingreso mínimo vital: cien euros mensuales por cada niño/a menor de tres años. Familias con derecho al ingreso mínimo o que tengan una renta de hasta 27.000 euros anuales si la familia la componen dos adultos y un niño o hasta 32.100 si son dos adultos y dos niños. Cien euros por crío como ayuda a la crianza.

Igual recuerda usted ---lo contamos aquí--- que la versión que dio Moncloa de la negociación última entre Sánchez y Yolanda Díaz era que de las tres condiciones que ponía Podemos, impuesto de sociedades del 15%, tope al precio del alquiler de grandes propietarios y ayuda a la crianza para madres con hijos de menos de tres años el presidente dijo que eligieran dos. De las tres, se descartó la de la crianza. Esto de ahora no alcanza a ser lo que pretendía Podemos, pero va en esa línea: ayuda no para todas las familias, pero sí para aquellas que reúnan estas condiciones. Y ya se encargará Podemos de que se sepa que la maternidad de la nueva ayuda es suya, no de Sánchez.

Sánchez se está queriendo colgar todas las medallas de las ayudas a los jóvenes. Y Podemos contraataca subrayando que muchas nuevas ayudas son mérito de ellos

A las nueve estará aquí la ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, y podremos preguntarle por ésta y otras cuestiones. Está muy animado el flanco izquierdo del patio político, con la operación política ya en marcha para armar un movimiento electoral liderado por Yolanda Díaz y del que formaría parte Podemos. Que, aunque haya ido a menos en las últimas elecciones, sigue siendo quien tiene más votantes que nadie a la izquierda del PSOE.

"Atención, Yolanda; hay un consultor político huérfano de candidato a quien llevar a la Moncloa"

El antiguo mago del sanchismo, ex jefe de gabinete Iván Redondo, le dijo ayer a Susanna Griso que se va a tomar un año sabático. Pero qué quieren que les diga, es escucharle y tener uno la impresión de que aceptaría de buen gusto el papel de estratega electoral de Más Yolanda.

Atención, Yolanda, atención, Yolanda, hay un consultor político huérfano de candidato a quien llevar a la Moncloa. Con fama de infalible hasta que las elecciones generales de noviembre del 19 y las autonómicas de Madrid este año empañaron sensiblemente el mito.

Para liderar el Gobierno tendrá que mejorar muchísimo la factura electoral de Podemos: hoy tiene 35 diputados; el PSOE tiene 120. Que Díaz sea la favorita de los menores de 45 años, que son el 40% del censo, no significa que todo ese 40 % vaya a votarla a ella. Los números no son lo importante: lo importante, en la doctrina ivánica, es hacer que pase. Y eso empieza por repetir cada día que Yolanda tiene opciones para ser la primera presidenta.

Lo importante, en la doctrina ivánica, es hacer que pase. Y eso empieza por repetir cada día que Yolanda tiene opciones para ser la primera presidenta

Ella está ahora en no manchar su imagen pisando charcos. Miren este bonito ejemplo de ayer: se le pregunta a la vicepresidenta del Gobierno qué le parece que el ministerio de Igualdad incorpore como cargos de confianza de la ministra a una persona condenada por agresión, Isa Serra, y dos investigados (o imputados), Carlos Sánchez Mato y Celia Mayer. Y la vicepresidente se nos pone de perfil.

A ver, vicepresidenta: a usted le compete hacer valoraciones sobre lo que usted quiera. Tampoco está entre sus obligaciones valorar la pericia parlamentaria de Teodoro García Egea y bien que lo disfruta. Luego no es que no le competa, es que pasapalabra. No cabe interpretarlo como un apoyo entusiasta a la nueva estrategia de Irene Montero, que es recolocar a todo amigo morado que tenga problemas con la justicia. Los tiempos cambian. Hemos pasado de exigir que los imputados no fueran ni siquiera en las listas a llenar de imputados el ministerio.

Luego hay cosas que no cambian. He aquí un ministro, de apellido Bolaños, aceptando la oferta de Casado para sentarse a intercambiar cromos para el Tribunal Constitucional y el Tribunal de Cuentas.

Ya todos hemos asumido que el Tribunal Constitucional, como el Consejo del Poder Judicial, se lo reparten a cuatro manos Sánchez y Casado

Voy a llamar esta misma mañana al PP, dice en el patio del Congreso, o sea, a dos pasos de donde tiene su despacho el grupo parlamentario del PP. Y de donde tiene su despacho el grupo parlamentario del PSOE, que es a quien le corresponde negociar estas cosas con los demás grupos. El ministro, en esto, se arroga una competencia que no tiene. Pero qué más da, si ya todos hemos asumido que el Tribunal Constitucional, como el Consejo del Poder Judicial, se lo reparten a cuatro manos Sánchez y Casado.

Mire que ayer dijimos aquí: no le hagan mucho caso a esto de que Pedro y Pablo ni se hablaron en la fiesta del Doce de Octubre. Cuando más frialdad exhiben es cuando más cerca están de ponerse de acuerdo.