Precio de la luz en plena ola de frío en España

¿A qué se debe la subida en el precio de la luz? Estos son los factores que más afectan a la factura

En plena ola de frío, el precio de la luz vuelve a subir. Jorge Morales de Labra, experto en energía, nos cuenta las claves fundamentales que afectan a la factura y cómo se regula el mercado de la electricidad.

ondacero.es

Madrid | 12.01.2021 11:46 (Publicado 12.01.2021 11:32)

Jorge Morales de Labra, ingeniero industrial y experto en energía, explica en Más de uno de qué depende el precio de la electricidad y por qué se ha disparado en plena ola de frío.

Explica que las subidas o las bajadas de la luz dependen de una combinación de tres factores: la meteorología, los gobiernos (más concretamente los parlamentos ) y los consejeros delegados de las empresas energéticas

Factores que influyen en el precio de la luz

Meteorología

El precio de la luz depende de la meteorología cada vez más porque cada vez más hay potencia renovable instalada, hay más aerogeneradores (molinos de viento, paneles solares) y estas son las fuentes más baratas que tenemos en estos momentos para producir electricidad, así que cuando viene un temporal acompañado de viento o de sol, como es el caso del verano una ola de calor, esto es cada vez menos problemático porque cada vez hay más potencia solar instalada y esto hunde los precios.

Morales de Labra pone como ejemplo la experiencia de la borrasca Bella de diciembre, que no dio lugar a esta escalada de precios, básicamente porque vino acompañada de fuerte viento, de hecho se batió el récord de producción eólica en España, por tanto lo que hicieron los precios fue justo lo contrario: se hundieron hasta valores de en torno a los 20 euros el megavatio hora cuando lo habitual en el mercado es tener entre 40 y 50. Ahora estamos en valores de 80 de forma sostenida y en algunas horas por encima de los 100 euros el megavatio hora.

Gobiernos

Sin duda, para Morales de Labra, la primera causa de esta subida de la luz es la meteorlogía pero la segunda de la que depende es de los gobiernos y concretamente de los parlamentos.

Señala que para cambiar el sistema harían falta normas con rango de ley que tendrían que ser aprobadas por el Congreso y el Senado. Hay una responsabilidad por parte del Gobierno que es el que debería proponer esas reformas para cambiar sobre todo cómo se traduce el precio final en la factura del consumidor.

Explica que el sistema de formación de precios en el mercado mayorista de electricidad es muy difícil de cambiar entre otras cosas porque es compartido por más de 20 países de la Unión Europea, esto necesitaría una gestiones a muy alto nivel y muy lentas

Apunta que en otros países no pasa lo que pasa aquí, que es que aun teniendo esos precios mayoristas muy altos o muy parecidos a los nuestros, la factura final de los consumidores domésticos no sufre estos vaivenes y es ahí donde hay capacidad de maniobra por parte de los parlamentos de cada país para ver cómo se traslada ese precio mayorista a los precios minoristas.

Empresas energéticas

Para el experto en energía Morales de Labra, sin duda las empresas energéticas también tienen responsabilidad porque por ejemplo "en este momento estamos viendo cómo el agua se gestiona en España como si fuera champán". El agua, que es la energía almacenada en los embalses más barata que tenemos, se está vendiendo al mismo precio que el gas, que es la tecnología más cara, cuando hace diez días, en la borrasca anterior se vendía casi casi a precio de saldo. Estas cosas también afectan al precio de la electricidad.

Sobre la disculpa habitual de las empresas eléctricas que dicen que la mayor parte de lo que paga el consumidor son costes regulados e impuestos y preguntado sobre en qué medida tienen razón, Morales publicaba un tuit con la diferencia de precios mayoristas entre Francia, Alemania y España, precios en los que no interviene todavía esta parte de impuestos.

Morales señala que "es cierto que la mayor parte de la factura del consumidor doméstico no es el mercado mayorista, hay otra serie de costes, pero no es cierto que en esta parte las compañías eléctricas no tengan nada que ver".

¿En el precio que estamos pagando ahora se ve influido por la reducción de emisiones de co2?

El experto en energía explica que sí tiene influencia porque las reglas del mercado mayorista funcionan como cualquier otro mercado libre del mundo, aunque se trate de un producto de primera necesidad, en ocasiones. Y pone como ejemplo el caso de los mariscos en diciembre, sube el precio porque hay más demanda y con la luz pasa exactamente lo mismo y al ser un producto de primera necesidad extraña que ocurra.

¿Cómo funciona el sistema de fijación de precios de la electricidad?

Son marginalistas, es decir, la última central, la más cara, que es necesaria para satisfacer el consumo de un momento determinado es la que fija el precio para todas las demás y las centrales más caras son las de gas, cuyo precio está disparado, porque la ola de frío no solamente ha afectado a España sino que lleva varios días afectando al noreste asiático a Japón y a China, que son grandes consumidores de gas natural. Esto ha tensionado el mercado de gas en todo el mundo (había barcos que iban a desembarcar en Bilbao y se han desviado hacia Tokio) y ha disparado su precio. En Japón hoy están pagando 1200 euros el megavatio/hora.

El el gas natural emite CO2, en la UE hay un mercado de CO2 que penaliza y además está en máximos históricos, de esos 90/100 megavatios la hora hay un 10% que es por el coste de CO2 y esto retorna al Gobierno.