Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

En Buenas Manos

Mujeres con artritis

Los reumatólogos son partidarios, además, de técnicas como la fisioterapia y el ejercicio físico adaptado porque de lo que se trata es de evitar diferentes grados de discapacidad y que los pacientes caigan en depresión o ansiedad.

Dr. Bartolomé Beltrán | La Razón | 22/04/2012

He visto de cerca el dolor en las manos de mujeres afectas de Artritis Reumatoide (AR). Me alegro mucho de los avances terapéuticos conseguidos mediante terapias biológicas. Estos fármacos han demostrado inhibir la progresión del daño estructural articular a partir de los tres meses actuando de forma rápida sobre los síntomas de la AR, disminuyendo el impacto psicológico de la enfermedad y reduciendo el número de bajas laborales que afecta a más del 45 por ciento de los pacientes en edad activa pues acaban padeciendo discapacidad laboral.Los reumatólogos son partidarios, además, de técnicas como la fisioterapia y el ejercicio físico adaptado porque de lo que se trata es de evitar diferentes grados de discapacidad y que los pacientes caigan en depresión o ansiedad.La artritis reumatoide es una enfermedad inflamatoria discapacitante que afecta a más de 200.000 personas en España y de la que cada año se diagnostican 20.000 nuevos casos. Aunque puede presentarse a cualquier edad, quienes más la padecen son mujeres en edad laboral, entre 30 y 50 años. De hecho, el 70 por ciento de los pacientes son mujeres.La artritis reumatoide tiene también un alto impacto en actividades básicas de la vida diaria, en el plano social y en el familiar. Puede llegar a incapacitar para realizar actividades cotidianas como vestirse, asearse, cocinar o incluso caminar debido a que produce inflamación o desgaste crónico de las articulaciones. Finalmente, quiero recordarles que los doctores Álvaro Gracia, del Hospital de La Princesa, y Luis Carreño, del Gregorio Marañón, me recordaron el otro día en Antena 3 Televisión que lo más importante es el diagnóstico precoz sin olvidar que la genética, el factor reumatoide y el tabaco son variables que influyen en el desarrollo de la enfermedad. Seguro.