Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

EN BUENAS MANOS

Consejos para cuidar la piel de los bebés

Según explica Maialen Elizari, experta del Departamento Científico de Cinfa, “hasta los 3 años, su barrera cutánea no ha terminado de desarrollarse, lo que la hace más vulnerable a las agresiones medioambientales, como el frío, el viento, el sol o los ambientes secos”.

ondacero.es
  Madrid | 09/04/2019
Consejos para cuidar la piel de los bebés

Consejos para cuidar la piel de los bebés / Redacción

La piel del bebé es más fina que la del adulto y su función protectora, menos eficaz, por lo que se seca con facilidad y resulta más propensa a alergias e irritaciones. Según explica Maialen Elizari, experta del Departamento Científico de Cinfa, “hasta los 3 años, su barrera cutánea no ha terminado de desarrollarse, lo que la hace más vulnerable a las agresiones medioambientales, como el frío, el viento, el sol o los ambientes secos”.

Por otra parte, tal y como recoge Cinfa, las afecciones cutáneas son cada más frecuentes en los niños españoles. Por ejemplo, la incidencia de la dermatitis atópica se ha triplicado en los últimos treinta años, según la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV).Se trata de una enfermedad de la piel, inflamatoria y crónica, que suele manifestarse antes de los cinco años con síntomas como sequedad, placas enrojecidas y picor.

La mayoría de las anteriores alteraciones son benignas y suelen mejorar y desaparecer con el paso del tiempo, además de que el uso de cosméticos adecuados alivia y favorece el bienestar del niño. Por eso, la experta de Cinfa subraya la necesidad de proteger la frágil piel del bebé.

A continuación se recogen unas recomendaciones para cuidar la piel de los bebés:

1.El momento del baño. En el momento del baño, es necesario calentar tanto el agua de la bañera – que debe estar a unos 37ºC-, como el propio cuarto de baño, cuya temperatura ambiente debe oscilar entre los 20ºC y los 22ºC.

2.Usa productos específicos. Utiliza un gel de baño infantil, hipoalergénico y con pH fisiológico que respete el manto ácido cutáneo.

3.Sécale con delicadeza. Cuando termines de bañar al bebé, sécale dándole ligeros toquecitos, sin frotarle, para no irritar su piel.

4.No te olvides de hidratar. Una vez que esté bien seco y hayas comprobado que no queda humedad en los pliegues, aplícale una leche infantil hidratante.

5.La importancia de las zonas delicadas. En el cambio de pañal, utiliza toallitas especiales o si lo prefieres, agua y un gel lavante o un jabón supergraso. La limpieza debe hacerse de adelante hacia atrás, es decir, de la zona más limpia a la más sucia, dejando las nalgas para el final, para no arrastrar la suciedad.

6.No te excedas con el perfume. Evita colonias con alcohol y recurre siempre a fórmulas aptas para bebés.

7.Cuidado con el sol. La mejor forma de proteger a los bebés es no exponerlos nunca al sol si tienen menos de un año. A partir de esa edad, la gorra, gafas de sol, pantalones y camiseta son imprescindibles y mejor evitar las horas centrales del día y limitar el tiempo de exposición.

8.Cuidado también en los meses de frío. Al salir de paseo con tu bebé en los meses de otoño e invierno, cubre las zonas más delicadas de su cuerpo, para protegerle tanto de resfriados como de la acción resecante del frío.