CORONAVIRUS

Cómo saber si tengo covid persistente: los síntomas que ponen en alerta

Muchas de las personas que han pasado el coronavirus tienen que convivir después con el Covid persistente. Consulta aquí cuáles son los síntomas que lo identifican y por qué esta nueva enfermedad ha sido objeto de controversia en sus inicios.

🦠 Cuántos días dura el Covid ahora

👉 Qué es Paxlovid, el medicamento que se ha tomado Joe Biden contra la Covid

Marta Pérez Miguel

Madrid | 23.07.2022 06:06

Cómo saber si tengo covid persistente: los síntomas que ponen en alerta
Cómo saber si tengo covid persistente: los síntomas que ponen en alerta | Pexels

Las nuevas variantes BA.4, BA.5 y Centaurus están disparando los contagios en España, que ya se encuentra inmersa en la séptima ola del Covid-19. A pesar de que las subvariantes son más contagiosas también son menos graves que sus antecesoras, motivo por el cual pasados unos días cualquier persona infectada tendría que ver cómo van desapareciendo sus síntomas.

Sin embargo, a pesar de haber superado la enfermedad, algunos pacientes han experimentado síntomas recurrentes que se han mantenido en el tiempo generalmente varios meses después del contagio. Es el llamado Covid persistente o prolongado, definido por la OMS como "la condición que ocurre en individuos con antecedentes de infección por SARS-CoV-2, generalmente tres meses después del inicio, con síntomas que duran al menos dos meses y no pueden explicarse con un diagnóstico alternativo".

Se trata de una enfermedad derivada el coronavirus que, según la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), padecen aproximadamente un 15% de los pacientes adultos contagiados por la Covid-19, y entre un 5% y un 10% de los niños que han pasado la enfermedad. No obstante, desde que se comenzó a reportar no ha estado exenta de cierta polémica y controversia.

¿Por qué ha generado controversia?

Según publica la CNN, la polémica se produce debido a que los síntomas que causa son "subjetivos", lo que los hace "difíciles o imposibles de probar con exámenes auxiliares por los médicos". Esto derivó en un sufrimiento por parte de los pacientes a la hora de buscar médicos que creyeran que sus síntomas eran reales. De hecho, muchos médicos argumentaban que los síntomas de sus pacientes tenían un componente emocional causados por la pandemia.

Sin embargo, a lo largo de estos dos años de pandemia, cada vez han sido más los pacientes que han reportado síntomas compatibles con el Covid persistente, lo que ha llevado a la creación de varias organizaciones especializadas en el tema. Asimismo, la OMS también dando significado a esta nueva enfermedad, así como España, que ha creado una definición para la misma a partir de las evidencias científicas que se han acumulado durante los últimos años: "Es el conjunto de síntomas multiorgánicos no atribuibles a otras causas que perduran tras la fase aguda de la infección".

¿Cuáles son los diez síntomas más comunes?

A raíz del padecimiento por parte de cada vez más personas, un grupo de pacientes de la organización Body Politic condujo una encuesta en 2020 en la que logró recoger datos de 640 personas afectadas por Covid persistente después de pasar el coronavirus. Son los siguientes:

  • Leve dificultad para respirar.
  • Opresión leve en el pecho.
  • Fatiga leve a moderada.
  • Escalofríos o sudores.
  • Dolores corporales leves.
  • Tos seca.
  • Fiebre leve (98.8-100 Fahrenheit o 37.1- 37.7 Centígrados).
  • Dolor de cabeza leve.
  • Niebla mental o problemas de concentración.

¿Cómo afecta al organismo?

Según recoge Quirón Prevención, a nivel más específico y en lo relativo a cada zona del organismo, la OMS advierte de que el Covid persistente afecta a los siguientes sistemas:

Cardiovasculares

Ritmo cardíaco –sobre todo, taquicardias–, presión arterial, varices, trombos, dolor torácico –angina de pecho–.

Dermatológicos

Picores, urticaria, exantemas, cambios en piel y uñas, alopecia, perniosis, nuevas alergias.

Gastrointestinales

Dolor abdominal, molestias/dispepsia, reflujo, intestino irritable, anorexia, diarrea, estreñimiento, disfagia.

Inmunológicos y autoinmunes

Nuevas respuestas inmunes o aumento de las existentes, nuevas alergias/intolerancias a alimentos o fármacos.

Musculoesqueléticos

Dolores osteomusculares y articulares, espasmos musculares, presión torácica, debilidad muscular, sarcopenia.

Neurológicos

Deterioro cognitivo, mareo, pérdida de memoria, niebla mental, alteraciones del lenguaje, alteraciones de la sensibilidad (parestesias), trastornos del sueño, cefaleas, alteraciones del gusto o/y olfato, alucinaciones, visión borrosa, cuadros confusionales, parálisis facial, disautonomía.

Otorrinolaringológicos y oftalmológicos

Parálisis facial, ojos secos, visión borrosa, dolor de garganta, disfonía, acúfenos, vértigo.

Psiquiátricos

Ansiedad, bajo estado de ánimo, depresión, trastorno de estrés postraumático.

Pulmonares/respiratorios

Disnea, tos seca, estornudos, alteraciones en la saturación de oxígeno.

Reproductivos, genitourinarios y endocrinos

Alteraciones de la menstruación, relaciones sexuales, función de la vejiga urinaria hiperactiva, debut diabético y alteraciones en tiroides.

Sistémicos

Cansancio, fiebre o febrícula, debilidad, sofocos, sudoración, exacerbación tras el esfuerzo y pérdida ponderal.

¿Por qué afecta más a las mujeres?

Tal y como explica la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) y los colectivos de afectados LONG COVID ACTS en una encuesta, el Covid persistente es más "frecuente en las mujeres (79%), de edad media, aunque también puede presentarse a cualquier edad y con síntomas persistentes más de seis meses".

En este sentido, los investigadores de Taylor & Francis Group apuntan a que estas diferencias relativas al 'long covid' entre sexos "pueden estar marcadas por el sistema inmunitario, que podría responder de forma diferente y generar una mayor proporción de casos de covid persistente en ellas. Las mujeres desarrollan más rápidamente y de forma más robusta respuestas innatas y adaptativas frente a la infección, lo que las protege de que esta se agrave. No obstante, esta reacción podría hacer también a las féminas más vulnerables a enfermedades autoinmunes".