Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

CERCA DE LA META

Al menos tres muertos por dos explosiones durante el Maratón de Boston

Al menos media docena de personas han resultado heridas en dos explosiones registradas en la línea de meta de la maratón que se celebraba en la ciudad de Boston, en Massachusetts (EEUU), según medios locales.

antena3.com | Madrid  | 15/04/2013

Al menos dos explosiones se han registrado cerca de la línea de meta del maratón de Boston, según informan medios estadounidenses, que aseguran que varias personas han perdido las piernas al ser alcanzadas por las deflagraciones. Hay al menos tres muertos y un centenar de heridos, varios de ellos graves. El Ministerio de Asuntos Exteriores español no tiene constancia por el momento de que haya ciudadanos de nuestro país afectados.

Las imágenes muestran escenas de los servicios de emergencia en el lugar, de numerosos destrozos en la calle y gradas caídas. Algunos testigos afirman haber visto apersonas mutiladas y ensangrentadas. Los agentes de la Policía desplegados en la zona han encontrado "varios artefactos explosivos" en la ciudad. Entre las muchas imágenes que se están emitiendo, destacan por su dureza las proporcionadas porBoston Globe.

Una reportera del Herald, que estaba corriendo el maratón, ha explicado al diario que vio dos explosiones, separadas por muy pocos segundos. Las autoridades investigan el origen de las detonaciones, que tuvieron lugar en torno a las 15.00 hora local (21.00 CET), cuando había corredores cruzando la línea de meta y decenas de espectadores. Las explosiones se escucharon, según los testigos, cerca de la línea de meta de la carrera, al lado del Hotel Fairmont Copley Plaza, que ha sido cerrado. Otro hotel, el Lenox, también está siendo evacuado.

La última milla del recorrido del maratón de Boston estaba dedicada este año a la memoria de las víctimas de la masacre de la escuela de primaria Sandy Hook en Newtown y varios de los familiares se encontraban situados en una tribuna VIP cerca de la línea de meta. La presidenta de la Asociación de Atletismo de Boston, Joanne Flaminio, había declarado antes del inicio de la carrera que la prueba tenía "un significado especial" porque cada una de las 26 millas de recorrido estaban dedicadas a las 26 víctimas de la masacre de la escuela de primaria.

El homenaje incluía la participación de un grupo de familiares de víctimas de Newtown, el equipo Newtown Strong, que estaban recaudando fondos para entidades benéficas. Al final de la milla 26 hay una pancarta en memoria de las víctimas del tiroteo de Newtown. Según The Atlantic Wire, los familiares de la masacre estaban sentados en una tribuna VIP situada a la derecha de la zona en la que se han registrado las dos explosiones. Por el momento, se desconoce si alguna de ellas figura entre las víctimas.

La de este año ha sido la 117ª edición del Maratón de Boston, ciudad en la que es día festivo. Es una de las cinco pruebas que configuran el World Marathon Majors, competición internacional que agrupa, desde 2006, a los cinco más grandes maratones del mundo (Nueva York, Chicago, Berlín y Londres, además del de Boston). Corredores de todo el mundo se desplazan anualmente a Boston para correr el popular maratón.

Una tercera explosión, en la biblioteca JFK

El comisario de la Policía de Boston, Ed Davis, ha confirmado que se han producido dos explosiones en la zona de meta del maratón y ha confirmado un tercer estallido en las inmediaciones de la biblioteca JFK. Davis, que ha comparecido ante los medios, ha explicado que las primeras explosiones se produjeron en torno a las 2.50 (hora local), de forma simultánea y a escasas decenas de metros de distancia.

El comisario ha asegurado que es demasiado pronto para dar un balance de víctimas personales, aunque sí ha aclarado que todos los heridos han sido evacuados del lugar. Además de las explosiones ocurridas junto a la llegada de la carrera, se ha producido un tercer "incidente" en la biblioteca JFK, según Davis. Las autoridades todavía no han podido confirmar si existe relación entre ambos escenarios, aunque trabajan sobre esta hipótesis.

Davis ha ofrecido a la población dos teléfonos, uno de ellos para que puedan llamar familias y allegados de las posibles víctimas y otro para recopilar pistas sobre lo ocurrido. La Policía ha advertido que todas las bolsas abandonadas por las personas que huyeron del lugar de las explosiones están siendo tratadas como "posibles artefactos". Tanto Davis como el gobernador de Massachusetts, Deval Patrick, han pedido a la población que permanezca en sus casas u hoteles y se aleje de zonas concurridas. Patrick, no obstante, ha recalcado que se han reforzado las medidas de seguridad en Boston y ha llamado a la "calma" a los ciudadanos.

Nueva York refuerza su seguridad

La Policía de Nueva York ha anunciado que ha aumentado la vigilancia en algunos puntos claves de la ciudad, incluyendo hoteles. "Estamos aumentando la seguridad en los hoteles y otros puntos importantes de la ciudad mediante el despliegue de vehículos de respuesta especial hasta que se sepa más" de las explosiones de Boston, informó el comisionado adjunto de la Policía neoyorquina, Paul Browne, en un comunicado. Sin embargo, Browne no ha detallado el volumen de personal o medios desplegados ni algunos de los puntos en los que se desplegaron.

Se trata de un despliegue preparado de antemano tras los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001, y se ha puesto en marcha ya con ocasión de los ataques de Londres de julio de 2005 o de los atentados de Bombay (India) de noviembre de 2008. En esas ocasiones, unidades especiales de la policía han sido enviadas a vigilar de forma preventiva puntos clave de la ciudad, como la Bolsa de Wall Street y sus alrededores; las principales estaciones de transporte público, hoteles o instituciones federales y municipales.

De la misma manera, la seguridad en torno a la Casa Blanca y el nivel de alerta en la ciudad de Washington, DC, ha aumentado. La avenida Pensilvania, que lleva a las puertas de la Casa Blanca, ha sido bloqueada, como medida de precaución. Los peatones, que normalmente pueden transitar frente al enrejado de la residencia del presidente Barack Obama y por el parque Lafayette, han visto cortado el paso con cintas amarillas y con agentes de policía apostados cada 10 metros. La policía de Washington, DC, ha aumentado el nivel de seguridad en toda la ciudad, especialmente en los edificios oficiales.