Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

tribunal supremo

Pere Aragonés rechaza declarar ante el tribunal durante el juicio del 'procés'

El vicepresident del Govern, Pere Aragonés, ha rechazado testificar en el juicio del "procés" después de que el tribunal haya atendido su petición de no hacerlo al considerar compleja su situación procesal, una vez que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña rechazó investigarle pese a que el juez del 1-O lo pidió.

EFE
 |  Madrid | 23/04/2019

El Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona remitió al TSJC una exposición razonada para que investigara a Aragonés, quien no fue imputado por el alto tribunal catalán, hechos que el vicepresidente trasladó al Supremo en un escrito en el que considera que pese a esta decisión, él está "materialmente investigado" por el juzgado del 1-O.

Al respecto, el presidente del tribunal, Manuel Marchena, ha explicado que la Sala ha estudiado su escrito "en el que expresa el propósito de no declarar en la medida en que se considera objeto de imputaciones materiales que no han ido acompañadas de una imputación formal" por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña.

Y dirigiéndose a Aragonés, ha señalado: "Entendemos que por más que haya sido rechazada por considerarla insuficiente, puede dibujar escenario en que usted tenga interés en no declarar. Si manifiesta deseo de no declarar, hemos terminado"

"Manifiesto mi deseo de no declarar", ha respondido Aragonés.

La sala civil y penal del TSJC acordó no investigarle porque en su exposición razonada el juez instructor del 1-O no detalla "los concretos actos referidos a la esfera de responsabilidad" de Aragonès, secretario de Economía cuando se organizó el referéndum, que habría realizado u omitido para sostener su realización.

Durante la sesión de tarde, ha sido el turno de la exconsejera de Educación, Meritxell Ruiz, que dimitió antes del 1-O. La exmiembro del Govern ha desvinculado su marcha de los hechos que se juzgan.

Pese a los intentos de las acusaciones -que preguntan con insistencia si su cese se produjo porque el referéndum ilegal ya tenía fecha y, por tanto, se vislumbraba la unilateralidad- Meritxell Ruiz ha insistido en que de lo que siempre se habló fue de referéndum pactado y acordado.

Le han preguntado que por qué dimitió y ella dijo que porque se avecinaba una "tensión creciente" con el Gobierno central.

"Si intentábamos llegar a un acuerdo, pero no lo hacíamos, no se qué escenarios se abrirían pero seguro que serían de más tensión política y dialéctica, no de otra manera y el mío era un encargo muy técnico dedicado a la Educación. Creía que yo podía aportar poco en ese escenario", ha dicho.

Jordi Bayet es exconsejero de Empresa y también ha evitado reconocer intenciones unilaterales en Puigdemont, aunque no ha tenido más remedio que admitir que su cese se produjo como consecuencia de sus declaraciones apostando en una entrevista por una vía pactada.