Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

CASO DINA BOUSSELHAM

Cronología de la historia de Pablo Iglesias y el caso de la SIM robada de Dina Bousselham

Desde que se conoció la existencia de una pieza separada en el 'caso Villarejo' en la que se investigaba el robo del teléfono móvil de la exasesora de Pablo Iglesias, Dina Bousselham, la causa se ha convertido en un extraño asunto que ahora afecta hasta a la Fiscalía. A continuación hacemos una cronología de la historia de Pablo Iglesias y el caso de la SIM robada.

ondacero.es
  Madrid | 24/06/2020
El vicepresidente tercero del Gobierno, Pablo Iglesias, durante la rueda de prensa

El vicepresidente tercero del Gobierno, Pablo Iglesias, durante la rueda de prensa / EFE

Un móvil robado a una colaboradora cercana de Pablo Iglesias en 2016, Dina Bousselham, y encontrado después en los registros de la 'operación Tándem' -en la que fue detenido el excomisario José Manuel Villarejo-, provocó que se abriera una pieza separada al caso Villarejo para investigar el hecho y que destapó las sospechas sobre las actuaciones de la llamada "policía política" en relación con el líder de Podemos.

La historia del movil de Dina Bousselham se remonta al 1 de noviembre de 2015 cuando la exasesora de Pablo Iglesias le roban el móvil en el Ikea de Alcorcón y ella denuncia el robo.

Ya en enero de 2016, el máximo responsable del grupo Zeta, Antonio Asensio le entrega la tarjeta de memoria de un móvil a Pablo Iglesias. Esta tarjeta de memoria había llegado a la revista Interviú y contenía capturas de mensajes privados que después publicó OK Diario.

Según el juez de la Audiencia Nacional, Manuel García Castellón, Pablo Iglesias tuvo en su poder la tarjeta de memoria mucho antes de las copias que se encontraron en poder de Villarejo, puesto que la más antigua es del 14 de abril de 2016.

En julio de 2016 el periodico digital OK Diario publica las capturas de las conversaciones de Telegram que contenía la tarjeta de memoria entregada a Pablo Iglesias por el empresario Antonio Asensio.

Tras la publicación de las capturas, Dina Bousselham pide que se investigue quién tiene su teléfono, pero no es hasta enero de 2017 cuando el ahora vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, le comunica a Dina que tiene la tarjeta de memoria y se la devuelve pero no puede acceder al contenido porque la tarjeta está deteriorada.

Dina Bousselham se dirigió entonces a una empresa para tratar de recuperar el contenido de la tarjeta de su teléfono móvil, que estaba dañada después de que el líder de Podemos se la devolviera. El juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón ha librado una orden internacional de investigación ante las autoridades de Reino Unido para obtener datos de esa empresa a la que se dirigió Dina.

Meses después de entregar Pablo Iglesias la tarjeta de memoria a Dina, en noviembre de 2017 el comisario Villarejo es detenido en el marco de la 'operación Tándem' y en los registros se encuentra un disco duro y dos pen drive con carpetas que contienen copia del material privado de la tarjeta de que llegó a Interviú y que el director de la publicación le entregó. La copia corresponde a abril de 2016, meses antes de la publicación de las capturas en OK Diario.

En marzo de 2019 Pablo Iglesias se personó como perjudicado en la Audiencia Nacional en la pieza secreta que investiga el hallazgo de ese teléfono y se desatan las sospechas sobre la policía patriótica porque Podemos enmarcó la publicación de estos mensajes a una operación para "destruir" a Pablo Iglesias, pero el juez del caso afirma que el comportamiento de Iglesias, ocultando durante meses a su exasesora la tarjeta del móvil que le fue sustraído, -no le devolvió la tarjeta a Dina ni cuando se la entregaron en enero de 2016, "ni después, en Julio de 2016, tras la publicación de las imágenes en Ok Diario-, y que él recuperó, "se manifiesta incompatible con la dimensión" que pretende dar a ese robo de "injerencia política" y que atribuye a la "policía patriótica" y por ello le retiró en junio de 2020 la condición de perjudicado.

Al juez le pareció que el hecho probado de que Pablo Iglesias había visto el contenido de la tarjeta es la clave "para entender por qué no la devolvió en todo ese tiempo" y cuando se a entregó, no se podía leer.

Además, tras cambiar varias veces de versión, Dina Bousselham reconoció "expresamente" en su última declaración del pasado 18 de mayo de 2020 que las capturas de pantalla de las conversaciones de Telegram, "como las que se publicaron en Ok Diario", las hizo ella "personalmente", con lo cual ya no puede acreditarse que la fuente de Ok Diario tuvo que ser necesariamente Villarejo, sino que la fuente pudo haber sido, incluso, la propia Dina Boussselham directamente o a través de cualesquiera de las personas a las que reenviara dichos pantallazos, según apuntaba un informe de la Fiscalía.

El último giro en este caso se ha conocido hoy tras la publicación por parte de El Confidencial de una información que asegura que un chat interno de Podemos revela que la Fiscalía filtró información secreta a la abogada de Pablo Iglesias, Marta Flor, sobre el caso de la tarjeta.

En esas conversaciones del chat interno de Podemos, la abogada de Pablo Iglesias cuenta a miembros de la dirección de Podemos cómo los fiscales les proponían que se denunciaran las capturas que en 2016 hizo OK Diario del contenido de la tarjeta de memoria de Dina Bousselham y que podían personarse como perjudicados todos los que aparecían en esas capturas, empezando por Pablo Iglesias.

Tras publicarse las informaciones sobre el chat interno de Podemos, la Fiscalía General del Estado anunció que la Inspección Fiscal abrirá actuaciones para comprobar las informaciones publicadas por el diario El Confidencial, que apuntan a una posible relación entre el fiscal del 'caso Tándem' y una abogada de Podemos a la que podía haber pasado determinada información que ella no tenía por qué conocer.

Las contradicciones en las declaraciones de Dina Bousselham

El asunto de la tarjeta vuelve a complicarse tras hacerse públicas las tres declaraciones de Dina Bousselham ante el juez García Castellón, en las que la ex asesora del vicepresidente del Gobierno cae en varias contradicciones que hacen sospechar al juez que se está ocultando algo.

Una de las contradicciones de Dina es cuando afirma, en un principio, que Iglesias le dijo que Interviú había intentado venderle la tarjeta:

A Dina le contó Iglesias que habían intentado venderle las fotos, según ella. Pero en el juzgado lo que declara Iglesias es que Interviú le entregó la tarjeta sin pedirle nada. En su segunda declaración, la señora Bousselham hizo suya esta segunda versión, contradictoria con la primera. En 2019 declaró que Iglesias le había hablado de una extorsión y en mayo de 2020 declara que Interviú le entregó a Iglesias la tarjeta sin pedirle nada a cambio.

Segunda contradicción: en 2019 Bousselham declara que ella nunca ha podido acceder al contenido de la tarjeta que Iglesias le había entregado. Ella insistió varias veces en que la tarjeta no funcionaba. En 2020 mantiene esta versión: precisamente porque la tarjeta que le dio Iglesias no se leía es por lo que ella todo el tiempo sostiene que no sabe si esa que le ha entregado es la suya.

Hasta el 18 de mayo de 2020, y ya en el juzgado, no pudo ver lo que contenía la tarjeta. Ésa es también la razón que ella alega para no haber informado a la policía en el 2016 de que ya había aparecido la tarjeta de memoria del móvil robado.

La ex asesora, después de haber afirmado que ella nunca pudo acceder al contenido de la tarjeta, sostiene ahora lo contrario: que sí que pudo acceder porque cuando Iglesias se la entregó, funcionaba. Fue después, la segunda vez que la usó, cuando ya no iba. Y cuando recurrió a una empresa de recuperación de datos para intentar arreglarla.

Además, en esas declaraciones se despeja la duda sobre si Pablo Iglesias conocía que a Dina Bousselham le habían robado el móvil cuando acudió a la reunión con Interviú para hablarle del material encontrado en la tarjeta de memoria de la ex asesora del vicepresidente. Dina afirma ante el juez que cuando le robaron el móvil lo comunicó al partido, a Pablo Iglesias en concreto, ya que el móvil contenía informes de todo tipo sobre el partido.

No consta que Iglesias le dijera al presidente del grupo Zeta, Antonio Asensio, que el contenido de la tarjeta procedía de un robo. Iglesias, en cambio, se queda con la tarjeta de memoria y no informa de nada a Dina Bousselham, y cuando el juez le pregunta a qué atribuye que Iglesias no le dijera nada sobre la reunión con Antonio Asensio y la existencia de la tarjeta, Dina dice en su declaración que "no le dio más vueltas" a que Iglesias no le dijera que la tarjeta que le habían entregado procedía del móvil que a ella le habían robado.

Vox denuncia a Iglesias y a Dina ante la Fiscalía Anticorrupción

La publicación de las declaraciones de Dina Bousselhman y la investigación judicial, que según Vox muestra que Pablo Iglesias tuvo en su poder una copia de la tarjeta de teléfono y su contenido, han provocado la denuncia por parte de Vox ante la Fiscalía Anticorrupción y la Criminalidad Organizada contra el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, la abogada de Podemos, Marta Flor, Dina Bousselham y el fiscal Ignacio Stampa por los supuestos delitos de denuncia falsa, falso testimonio, simulación de delito, estafa procesal, tráfico de influencias y revelación de secretos.

Seguro que te interesa...

Monólogo de Alsina: "El cuestionario del caso Dina"

Monólogo de Alsina: "La tarjeta de memoria salpica a la Fiscalía"

Monólogo de Alsina: "Efectos imprevistos de una tarjeta de memoria robada"

Dina Bousselham dio tres versiones distintas ante el juez del caso de la tarjeta de memoria robada

La abogada de Pablo Iglesias recibió información confidencial de la Fiscalía en el caso de la tarjeta SIM de Dina Bousselham