Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

tratará el deterioro cognitivo y la neurodegeneración

Investigadores han desarrollado una molécula que detiene el desarrollo del Alzheimer en ratones

Investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), la Universidad Complutense de Madrid y la Universidad Autónoma de Barcelona han desarrollado una molécula que detiene el desarrollo del Alzheimer y mejora los síntomas cognitivos en ratones modificados genéticamente.

Agencias | Madrid | Actualizado el 18/07/2018 a las 02:20 horas

El Día Mundial del Alzheimer

El Día Mundial del Alzheimer / Atresmedia

Las características de esta nueva molécula, denominada ASS234, sugieren su uso para tratar el deterioro cognitivo y la neurodegeneración que subyace en el Alzheimer. No obstante, solo es un primer paso dentro de una larga investigación, ya que por el momento su estudio se ha realizado en ratones transgénicos portadores de genes humanos tratados para causar la enfermedad. La han desarrollado investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), la Universidad Complutense de Madrid y la Universidad Autónoma de Barcelona

"El efecto de esta nueva molécula se debe por un lado a que bloquea la agregación o depósito en el cerebro de la proteína tóxica amiloidea, implicada en enfermedad de Alzheimer, y por otro, a que estimula la transmisión colinérgica y monoaminérgica, lo que mejora notablemente los síntomas cognitivos de la enfermedad", explica Ricardo Martínez Murillo, investigador del CSIC en el Instituto Cajal, en Madrid.

La nueva molécula ASS234, patentada y desarrollada por los investigadores del CSIC y la UAB, está diseñada como un híbrido de dos moléculas conocidas. Una es la donepezil ('Aricept'), que se utiliza actualmente para tratar los déficits cognitivos del Alzheimer, y la otra es un inhibidor de la enzima monoaminooxidasa tipo B. Esta enzima se encuentra activada en pacientes de Alzheimer generando estrés oxidativo. El estudio, ha sido publicado en la revista 'Journal of Psychiatry and Neuroscience', evaluó la reducción de la carga de placa amiloide y gliosis en la corteza y el hipocampo.