Economía

Se ralentiza el crecimiento económico de Baleares por culpa de la inflación y la guerra

CAEB cree que economía balear no alcanzará nivel prepandemia hasta 2023 o 2024 por los niveles de incertidumbre existentes. La patronal recalca que la recuperación total "se sigue posponiendo", con el crecimiento anual del 8,9 % frente a la caída del 23,6 % en 2020.

EFE | Redacción

Baleares | 31.03.2022 10:27

Un puesto de pescado fresco del Mercado municipal Pere Garau de Palma.
Un puesto de pescado fresco del Mercado municipal Pere Garau de Palma. | Maria Cortès

La presidenta de la Confederación de Asociaciones Empresariales de Baleares (CAEB), Carmen Planas, ha asegurado este miércoles que, con la actual incertidumbre, la economía balear no alcanzará niveles prepandemia "hasta el año que viene o 2024".

La economía balear ha cerrado 2021 con un crecimiento del PIB del 8,9 %, por encima del 5 % de media nacional, a pesar del impacto de las dos últimas variantes de la covid-19 que condicionaron la campaña de Navidad, según el informe de la "Evolución Económica de Balears", correspondiente al cuarto trimestre de 2021, difundido este miércoles por la patronal.

El sector servicios volvió a tirar de la recuperación alcanzando un 9,5 % de crecimiento al finalizar el año y un 17,8 % durante el 4º trimestre del ejercicio, ha destacado CAEB en un comunicado. Según el informe, el PIB balear experimentó un aumento durante el cuarto trimestre del 15,6 %, superior al 13 % del trimestre anterior. CAEB recalca que la recuperación total "se sigue posponiendo", con el crecimiento anual del 8,9 % frente a la caída del 23,6 % en 2020. "La economía de las Islas se mantiene, técnicamente, en fase de expansión ya que más de la mitad de los indicadores de actividad siguen evolucionando en positivo o acelerándose interanualmente", precisa la patronal.

En el mercado laboral, 28 de los 47 sectores de actividad han alcanzado niveles de 2019 en el último cuatrimestre de 2021: Los servicios de alojamiento alcanzan el 86,5 %; que son 7,2 % más que en 2019; restauración un 22,7 %, con un 3 % más; y el transporte marítimo crece un 29,4 %, un 13,2 % más respecto a 2019 y el terrestre un 10,1 %, con un 1,3 % más.

La rebaja de las restricciones y la mayor movilidad han mantenido el proceso de normalización de la actividad, especialmente en el sector servicios, con una temporada turística que se alargó hasta octubre, y gracias a la campaña de Navidad. Los servicios crecieron un 17,8 %, siendo el único sector que acelera el ritmo respecto al tercer trimestre (14,5 %).

Según CAEB, el mayor margen de mejora pendiente (Baleares registró la mayor caída en este sector en 2020, del 25,4 %, frente al 11,5 % de descenso nacional) explica que en las Islas el repunte del sector terciario sea mayor, del 9,5 % frente al 5,9 % estatal.

CAEB asegura que la marcada dependencia del turismo en Baleares permite anticipar "un margen de mejora más amplio, aunque será el devenir de la pandemia y la guerra en Ucrania los que marquen la recuperación total". La industria ha mantenido la recuperación de la mayoría de sus indicadores, aunque frena su crecimiento en el último trimestre, hasta el 6,1 % frente al 8,1 % del tercero. El crecimiento anual es del 5,9 %, superior al de España, 5,3 %.

El sector secundario cerró el año reduciendo la distancia respecto al periodo prepandemia por debajo de los 6 puntos (-5,9% vs -10,4%, 3º trimestre), aunque se enfrenta a mayores dificultades que el resto revertir los efectos de la pandemia. La construcción se ha visto afectada por los problemas de abastecimiento de materias primas a nivel mundial y la consiguiente escalada rápida de precios. El crecimiento se moderó en el último trimestre al 2 % frente al 2,2 % del tercero.

La construcción cierra el año en Baleares mejor que a nivel nacional: 4,8 % vs -4,1 %. CAEB señala que el retroceso el primer año de pandemia fue similar en Baleares y el resto del país, con un -12 % en las islas y un -11,3 % nacional.

Por islas, Ibiza y Formentera siguen siendo las que mejor comportamiento tienen al final de 2021, con la inercia de la reactivación turística en octubre y la llegada más tardía de la sexta ola de covid. Las Pitiüses estuvieron menos tiempo en situación de riesgo extremo (15 días) que Mallorca (23 días) y Menorca (31). La economía pitiusa repuntó durante el último trimestre de 2021 un 18,9 %, frente al 16,5 % del tercero. Ibiza y Formentera cerraron el año con un crecimiento del 10,8 % frente al 8,6 % de Mallorca y el 9,8 % de Menorca.

El sector servicios es el que mejor ha funcionado también en las Pitiüses, especialmente significativo a la hora de generar empleo (17,2 % vs 16,5%, 3º trim.), más que en Mallorca (9,7% vs 7,3%, 3º trim.) y Menorca (9,5% vs 10,9%, 3º trim.), gracias al mejor comportamiento del alojamiento, las actividades artísticas, recreativas y de entretenimiento y el transporte.

El turismo internacional y el gasto turístico han subido un 434 % y un 592 % respectivamente en el cuarto trimestre. Según CAEB, el primer trimestre del año refleja un clima de creciente preocupación, al registrar, por primera vez en los últimos seis trimestres, una moderación de la confianza empresarial. Los primeros indicadores de la evolución del mercado laboral y la afluencia de visitantes durante enero y febrero anticipan una mejor actividad en las Pitiusas.

Planas anticipa que la economía balear no alcanzará los niveles prepandemia "hasta el año que viene o 2024", porque la invasión rusa en Ucrania ha añadido "más incertidumbre" a la creada por la pandemia.