Coronavirus

Bares, restaurantes, grandes superficies y gimnasios cierran desde este miércoles en Mallorca e Ibiza

Los encuentros familiares y las reuniones sociales sólo estarán permitidos para un único núcleo de convivencia

Europa Press

Islas Baleares | 13.01.2021 08:50 (Publicado 13.01.2021 08:49)

Bares, restaurantes, grandes superficies y gimnasios cierran desde este miércoles en Mallorca e Ibiza
Bares, restaurantes, grandes superficies y gimnasios cierran desde este miércoles en Mallorca e Ibiza | Europa Press

El cierre de bares, restaurantes, grandes superficies y gimnasios ha entrado en vigor este miércoles en Mallorca e Ibiza, para tratar de frenar la expansión de la pandemia de la COVID-19, y se mantendrán, al menos durante 15 días, según informó este lunes la portavoz del Govern, Pilar Costa, tras el Consell de Govern.

Con la entrada en vigor de estas nuevas restricciones, sólo está permitido para bares y restaurantes, el servicio a domicilio y recogida del pedido en local.

De momento, Menorca y Formentera se mantendrán en nivel 3, pero Ibiza pasa a nivel 4 de alerta por la incidencia de la COVID-19 en la Isla. Así, tanto en Mallorca como en Ibiza se limitarán a un único núcleo de convivencia los encuentros familiares y las reuniones sociales.

Se exceptúa de esta limitación a las personas que viven solas. Así, estas pueden formar parte de una única unidad de convivencia ampliada. También se exceptúa la reunión de menores de edad con los progenitores, en caso de que vivan en domicilios diferentes y la reunión de personas con vínculo matrimonial o de pareja que viven en domicilios diferentes.

Así mismo, se exceptúa el cuidado, la atención o el acompañamiento a personas menores de edad, personas mayores o dependientes, con discapacidad o especialmente vulnerables, por motivos justificados. No están incluidas las actividades laborales, las institucionales, las de transporte y las de los centros docentes.

Además del cierre de bares y restaurantes, los centros comerciales con una superficie mayor de 700 metros cuadrados en Mallorca y de 400 metros cuadrados en Ibiza deberán permanecer cerrados, a excepción de las áreas dedicadas a la alimentación, a productos esenciales o dedicados a farmacias, ortopedias, ópticas, establecimientos con productos de telecomunicaciones, servicios de peluquería y estética, y centros de veterinaria y jardinería, y venta, mantenimiento y reparación de vehículos de motor.

En el caso de establecimientos industriales con venta a profesionales que superen esta superficie, se permitirá el acceso a tienda para la recogida de pedidos. Si estos espacios comparten superficie con otros de productos no esenciales, la superficie abierta y accesible al público tendrá que estar delimitada con elementos físicos.

Se permite la recogida en el local de los productos encargados presencialmente o a distancia con anterioridad a la eficacia de esta prohibición, o los encargados telefónicamente o telemáticamente. Se permite también la actividad de reparto a domicilio.

Se exceptúan también de esta obligación de cierre las salas de cine situadas en los centros comerciales, las cuales podrán desarrollar su actividad de conformidad con las normas de aplicación a la misma, de acuerdo con las restricciones establecidas en este acuerdo para Mallorca e Ibiza.

En cuanto al pequeño comercio, el Govern ha decidido mantener el cierre de la actividad a las 20.00 horas con un aforo del 30 por ciento. Asimismo, el resto de medidas aprobadas hasta ahora en el nivel 4 de alerta sanitaria frente a la COVID-19 en Mallorca e Ibiza seguirán estando vigentes.

Por tanto, se mantiene el toque de queda desde las 22.00 hasta las 06.00 horas y se suspende la actividad en gimnasios y SPA. Además, no se permitirá público en ningún evento deportivo.

Los autobuses interurbanos tienen limitada su capacidad y solo se pueden ocupar las plazas con asiento, y no se pueden admitir pasajeros que viajen de pie. En cuanto a la capacidad del vehículo, se exceptúa el pasaje con movilidad reducida, el cual puede usar el servicio a pesar de que se haya logrado el límite máximo de ocupación.

Los servicios de tren y metro tienen limitada su capacidad y solo se pueden ocupar los asientos y las plazas de personas que viajen de pie señalizadas expresamente en el suelo. Esta norma tampoco es aplicable para las personas con movilidad reducida.

El Govern aconseja no usar el transporte público colectivo si se forma parte de un grupo de riesgo frente a la COVID-19, hacer los trayectos en silencio, planificarlos previamente si es posible para evitar las horas de más aglomeración, usar de forma preferente la tarjeta ciudadana, intermodal o tarjeta bancaria para acceder al transporte con objeto de evitar el uso del pago en efectivo, y atender en todo momento a las instrucciones del personal de servicio.

[[H3:Suspenden las fiestas de Sant Honorat, Sant Antoni y Sant Sebastià]]

Otra de las medidas que han entrado en vigor este martes a media noche han sido la prohibición de la celebración de las fiestas de Sant Honorat, Sant Antoni y Sant Sebastià y todas sus actividades asociadas.

Así, los actos litúrgicos, las misas, como ya estaba previsto, se limitarán a un 30% del aforo máximo y también se ha acordado con el Obispado de Mallorca que actos religiosos, como las 'completes', se harán a puerta cerrada, sin público. Las 'beneïdes', por su parte, quedan suspendidas.

Las nuevas medidas estarán vigentes desde este miércoles hasta el próximo 30 de enero.