CHAMPIONS LEAGUE

Sheriff, cada minuto es una victoria

El Real Madrid juega hoy en la Champions frente al Sheriff de Tiraspol. Conoce al equipo de Transnistria, cuál es su estrella, cuáles son sus fortalezas y cuáles las debilidades

Miguel Venegas

Madrid | 28.09.2021 11:39 (Publicado 28.09.2021 11:36)

Sheriff Tiraspol
Sheriff Tiraspol | EFE

El fútbol nos muestra esta temporada, a través del Sheriff de Tiraspol, un rincón de la Europa del Este en el que la política lleva parada treinta años. El equipo de Transnistria, una región autogestionada y respaldada por Rusia, se presenta en la élite del fútbol con la ilusión de quien vive su minuto de fama, y lo quiere aprovechar al máximo. El Sheriff está bien trabajado y juega con una gran intensidad y una presión alta, lo que le valió una histórica victoria en la primera jornada. El Real Madrid no debe tomarse el encuentro como un trámite.

Estilo: presión

Hay dudas sobre cuánto le durará la gasolina pero no sobre sus intenciones. El Sheriff pelea en campo contrario mientras el rival no le eche de allí. Como vimos ante el Shakhtar, es capaz de ahogar a su rival con una presión muy intensa y salir con gran velocidad hacia la portería contraria. Así consiguieron vencer a los ucranianos en la primera jornada y prometen repetir fórmula en el Bernabéu. Aquella era su primera batalla en la élite, en casa y contra el vecino; el Real Madrid no es una motivación menor.

Estrella: Adama Traore

El primer gol del Sheriff en la Champions lo marcó Adama Traore a pase de Cristiano. Parecía un giño a la Premier inglesa pero en realidad servía para presentarnos a un delantero malí con una zurda que puede causar algún problema en el Bernabéu. Traore lleva el nueve a la espalda pero no es un delantero centro; parte de la banda izquierda para aprovechar su velocidad y su golpeo en llegada. Su primer gol en la Champions, de volea, fue elegido el mejor tanto de la jornada.

Debilidad: nivel de juego

No es un secreto que el Sheriff tiene la plantilla con menos experiencia de toda la competición. Un bagaje que compensa con la ilusión que mostró en su primera noche de Champions ante el Shakhtar. Pero la adrenalina aguanta lo que tardan en llegar las adversidades y ese tiempo llegará. La plantilla transnistria no es un modesto ejemplo de cantera de la región, sino que ha sido confeccionada, a base de dinero y scouting, con jugadores de quince nacionalidades diferentes. Todos ellos profesionales de mucho trabajo que no han vivido un reto similar al de enfrentarse al Real Madrid; y la presión puede derrumbar a la ilusión.