Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Según un estudio del Hospital General de Massachusetts

Los niños son más contagiosos y propagan más el coronavirus que los adultos

Un estudio del Hospital General de Massachusetts, en Estados Unidos, demuestra que los niños propagan más el virus que los adultos aunque los síntomas sean menores y el virus sea menos agresivo en ellos.

ondacero.es
  Madrid | 21/08/2020
Un grupo de niños en Buenos Aires, Argentina

Un grupo de niños en Buenos Aires, Argentina / EFE

El Hospital General de Massachusetts (Estados Unidos) ha llevado a cabo un estudio que demuestra que los niños son "propagadores silenciosos" del virus que causa la COVID-19. Dicho estudio fue publicado en la revista 'Journal of Pediatrics" y sus autores advierten que una vuelta a las clases acelerada puede dar lugar a un repunte de casos.

Con el regreso a las aulas a la vuelta de la esquina y sin un protocolo claro que seguir, regiones como la Comunidad de Madrid ya han anunciado una serie de medidas en relación a la modalidad de las clases, que optarán por la semipresencialidad en Secundaria, y la eliminación de recreos y comedores escolares. Por su parte, la OMS anunció que emitirá a finales de agosto una serie de recomendaciones para asegurar una vuelta a los colegios segura.

Estos protocolos se hacen cada vez más necesarios. Sobre todo después de conocer los datos que arroja el citado estudio elaborado por el Hospital General de Massachusetts, que explica que "los niños tienen un mayor papel en la propagación de la COVID19 que el pensado inicialmente".

En este sentido, el médico e investigador del Centro de Investigación del Hospital General de Massachusetts, Alessio Fasano, insiste en que "los niños son una posible fuente de propagación de este virus y esto debe tenerse en cuenta en los planes de reapertura de los colegios".

Posibles repuntes en las escuelas

Referente a la vuelta al colegio, Fassano teme que una vuelta acelerada a las clases sin un plan "adecuado" puede traducirse en un repunte de casos de COVID-19: "Si los colegios vuelven a abrir al completo sin tomar las precauciones adecuadas, es probable que los niños tengan más relevancia en esta pandemia". Además, remarca que, aunque los alumnos de edades tempranas no suelan enfermar de gravedad o mostrar síntomas, sí pueden "propagar la infección y llevar el virus a sus casas".

Los investigadores Lael Yonker, impulsora del estudio, y Alessio Fassano coinciden en que la cuestión "más crítica" son las medidas que implementarán las escuelas "para mantener a los niños, los profesores y el resto de personal a salvo" y advierten que no deben conformarse con tomar la temperatura o la presencia de síntomas para identificar la enfermedad, sino que insisten en adoptar otro tipo de medidas entre las que destaca el uso de mascarillas, mantener la distancia social, la correcta higiene de manos y la combinación entre clases presenciales y online.

Otra de las conclusiones que remarca el estudio es la incidencia del virus según el nivel socio-económico de las familias. Aquellos grupos sociales más golpeados por la pandemia, así como familias multigeneracionales que conviven con personas mayores y vulnerables, muestran una mayor tasa de contagios, ya que el 51% de los casos detectados en niños se concentran en familias con bajos ingresos. En contraposición, los niños procedentes de familias con un alto poder adquisitivo suponen el 2% del total.

"Este estudio aporta datos muy necesarios para que los responsables tomen las mejores decisiones posibles para las escuelas, centros de día y otras instituciones con niños", determina Fassano.

Mayor carga viral en niños

En la investigación realizada por el Hospital General de Massachusetts participaron 192 niños de hasta 22 años de edad, de los cuales 49 obtuvieron un resultado positivo en SARS-CoV-2. Además, otros 18 niños tuvieron una aparición tardía de una enfermedad relacionada con el coronavirus. Los infectados mostraron tener una mayor concentración del virus en sus vías aéreas que los adultos hospitalizados en la UCI por COVID-19.

"Estaba sorprendida por los altos niveles del virus que encontramos en niños de todas las edades, especialmente durante los dos primeros días de la infección", comenta la impulsora del estudio, quien además reconoce que "no esperaba que la carga viral fuera tan alta".

Contrariamente a lo que se pueda pensar, los niños aparentemente sanos pueden propagar el virus con mayor facilidad que los pacientes más afectados por el mismo, según expone Lael Yonker: "La carga viral de los adultos hospitalizados es significativamente más baja que la de un niño sano".

Asimismo, el estudio apunta que el riesgo de transmisión y contagio es mucho más alto cuando la carga viral es mayor y, aunque queda demostrado que los niños tiene menos receptores que los adultos, esto no conlleva un descenso en la carga viral.

Según los autores del estudio, los niños pueden transportar una mayor carga viral, lo que significa que "son más contagiosos aunque tengan menos posibilidades de desarrollar la infección".

Síntomas confusos

Según avanza el estudio impulsado publicado en la revista 'Journal of Pediatrics', los síntomas típicos de la COVID-19 que muestran los niños como fiebre, mucosidad y tos se solapan con enfermedades comunes en esta franja de edad como la gripe o un resfriado, algo que "confunde un diagnóstico de COVID-19 preciso", comenta Yonker.

Una de las claves que según Fassano han llevado al error a la hora de estudiar la transmisión del virus ha sido el haber dejado fuera a los niños, en su mayoría asintomáticos: "Durante esta pandemia, hemos evaluado principalmente sujetos sintomáticos, por eso hemos obtenido la conclusión errónea de que la mayoría de las personas infectadas son adultos".

Gracias a este estudio, ahora sabemos que "los niños no están protegidos contra este virus", por lo que el doctor Fassano recomienda "no descartar a los niños como posibles propagadores de este virus".

Por último, advierte que "los niños no son inmunes a esta infección y sus síntomas no se corresponden con la exposición y la infección".

Seguro que te interesa...

- ¿Cuáles son las mascarillas más eficaces para protegerse del coronavirus?

- ¿Cómo será la vuelta al colegio en septiembre y cuáles serán los protocolos en clases y centros educativos?

- Brotes de coronavirus y mapa de focos activos hoy en España