LA CARA OCULTA DEL VIRUS

Los casos de trastornos de la alimentación han aumentado en los últimos meses por la pandemia

Hoy es el Día Internacional de la lucha contra los Trastornos de Conducta Alimenticios, una enfermedad que afecta a 400.000 españoles, la mayor parte de ellos jóvenes entre los 10 y los 25 años, y que ha aumentado en los últimos meses como consecuencia de la ansiedad generada por el confinamiento.

ondacero.es

Madrid | 30.11.2020 12:48

La ansiedad por el confinamiento ha generado que los trastornos de alimentación han aumentado en nuestro país en los últimos meses. Este lunes 30 de noviembre es el Día Internacional de la lucha contra los Trastornos de Conducta Alimenticios, una patología que sufren 400.000 españoles, 300.000 de ellos son jóvenes entre los 10 y los 25 años.

Según datos de la Fundación Fita y de la Asociación Española para el estudio de estos trastorno los TCA, éstos suelen ocurrir por episodios, en uno de cada cuatro casos se pueden convertir en crónico y en un 60% de los casos los pacientes tienen tendencia a la recaída.

El tratamiento multidisciplinar es clave para esta patología

Dar visibilidad a esta enfermedad es esencial, ya que los pacientes pueden presentar otras patologías psiquiátricas asociadas, como por ejemplo, depresión, ansiedad, trastornos de personalidad o abusos de drogas. La anorexia nerviosa y la bulimia son los TCA más frecuentes en la adolescencia, mientras que la prevalencia de los trastornos por atracón es superior en edades adultas y en hombres.

"En los últimos meses se han agravado estas situaciones debido a todo lo que estamos viviendo desde el pasado mes de marzo", ha declarado el doctor Guillermo Pardo, psiquiatra especializado en Trastornos de Conducta Alimentaria de la Clínica López Ibor.

El doctor Pardo sostiene que "el tratamiento y la prevención tienen que tener como objetivo, además del restablecimiento físico, el desarrollo de la autoestima, la gestión de emociones y la creación de una escala de valores lejos de los estereotipos”.

Debido a la gran demanda para abordar esta patología, esta clínica ha creado una unidad específica para tratar estos trastornos y han ampliando el número de profesionales especializados. La afectación en la vida del paciente es múltiple, por lo que el tratamiento de los TCA debe ser multidisciplinar.

Entre las señales de alarma están las dietas, trocear la comida, el agobio por la ropa que se utiliza o la imagen y el uso de las redes sociales. Dentro de estos trastornos, la anorexia es la que presenta un mayor índice de mortalidad.