Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Apoyado por Médicos Sin Fronteras

Un hospital de la ciudad siria de Madaya trata 250 casos graves de malnutrición

Un hospital de la ciudad siria de Madaya, al noroeste de Damasco, está atendiendo 250 casos graves de malnutrición aguda, apoyado por Médicos Sin Fronteras (MSF), según ha declarado este viernes un portavoz de esta ONG.

EFE |  Madrid |  Actualizado el 14/07/2016 a las 16:31 horas

El coordinador regional de Comunicaciones de MSF, Sam Taylor, dijo por teléfono que "la situación médica es extremadamente complicada" en esta localidad, cercada desde julio pasado.

Taylor subrayó que el asedio se ha estrechado desde septiembre, de tal manera que desde entonces no ha entrado ningún tipo de suministro sanitario.

Por ello, "los 250 casos graves de malnutrición necesitan ser evacuados inmediatamente", indicó el portavoz humanitario.

Denunció que también hay heridos por disparos cuando trataban de escapar del cerco que no han podido ser tratados de forma adecuada, debido a la falta de equipamiento sanitario y de medicinas.

La ONU anunció ayer que el Gobierno sirio ha aprobado la llegada de ayuda humanitaria a Madaya, donde hay 42.000 personas atrapadas, aunque todavía no se sabe cuándo se producirá la entrada.

Taylor manifestó la satisfacción de MSF al respecto, pero consideró que "no es cuestión de que entre un solo convoy, sino de que se levante el cerco por completo".

Esta localidad, en manos de la oposición, está cercada desde hace 178 días por las tropas del régimen sirio y su aliado, el grupo chií libanés Hizbulá, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

El responsable humanitario recordó que Madaya no es el único lugar en Siria que sufre asedio, tanto por parte del Gobierno como de la oposición.

"Estamos viendo que en Siria se emplean los cercos como táctica de guerra, lo que es horrible para los civiles porque se les priva de medicinas y alimentos", alertó.

Un total de 4.500.000 personas residen en zonas de difícil acceso, que incluyen a 400.000 que habitan en áreas asediadas, en el territorio sirio, de acuerdo a datos de la ONU.

El jueves, MSF aseguró en un comunicado que veintitrés personas, de las que seis eran bebés menores de un año, han muerto de hambre en Madaya desde el 1 de diciembre en el hospital local al que proporciona respaldo.

Siria es desde hace más de cuatro años escenario de un conflicto que se ha cobrado las vidas de más de 250.000 personas.