Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

acusados de al menos seis delitos de hurto y maltrato animal

Detienen a tres hombres por robar cerdos y matarlos a golpes para despiezarlos y vender su carne después

Los sospechosos acudían a fincas en horas en las que sus dueños estaban ausentes y se apropiaban de los cerdos, a los que mataban allí mismo con gran crueldad. Vendían su carne posteriormente sin saber si se era apta o no para el consumo humano.

Efe | Madrid | Actualizado el 20/03/2017 a las 15:18 horas

Cerdos en una granja

Cerdos en una granja / Agencias

La Guardia Civil de El Castillo de las Guardas (Sevilla) ha localizado a tres vecinos de El Viso del Alcor a los que acusa de robar ganado porcino de una explotación ganadera y de matar a los animales a golpes para despiezarlos después.

Los tres hombres, dos de nacionalidad rumana y un español, están acusados de al menos seis delitos de hurto y maltrato animal y fueron identificados después de que el propietario de una explotación ganadera avisara de la presencia de una furgoneta sospechosa saliendo de su propiedad.

La investigación de los agentes de El Castillo de las Guardas permitió interceptar una furgoneta de características similares a la denunciada, en la que hallaron cerdos recién muertos y burdamente despiezados.

Al preguntar a los ocupantes por la procedencia de los mismos, éstos se mostraron nerviosos e imprecisos y no consiguieron acreditar nada.

Al parecer, los sospechosos acudían a fincas en horas en las que sus dueños estaban ausentes y se apropiaban de los cerdos, a los que mataban allí mismo, en el campo, con gran crueldad, usando cuchillos y golpeándolos con una maza, para después descuartizarlos y cargarlos en la furgoneta.

Esta carne la vendían posteriormente sin saber si se trataba de carne apta o no apta para el consumo humano.

Los agentes realizaron numerosas inspecciones oculares en varias fincas que habían sufrido robos y hurtos de ganado y consiguieron esclarecer hasta seis hechos delictivos, que imputa a las mismas personas que ocupaban la furgoneta interceptada.