Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

SU DEBUT EN PRIMERA CON EL CELTA, SU LIGA DE 100 PUNTOS...

Los ocho momentos clave en la vida de Tito Vilanova

El exentrenador del Barcelona debutó en Primera División con el Celta, entrenó por primera vez en el Cadete B del club azulgrana (con Messi en la plantilla) y estuvo presente en una de las épocas más existosas de la historia en Can Barça.

Antonio J. Mora | Madrid | Actualizado el 07/05/2015 a las 22:18 horas

Tito Vilanova ha fallecido este viernes en Barcelona y ha dejado muchas imágenes y momentos para el recuerdo en el FC Barcelona, donde debutó como jugador y entrenador, antes de estrenarse en Primera o estar presente en la época más existosa del club.

Debut en Primera con el Celta
Dio sus primeros pasos futbolísticos en el Barcelona, el que sería el club de su vida y en el que militó por sus distintas categorías inferiores. Pero no logró llegar hasta el primer equipo, ya que abandonó la disciplina azulgrana y tuvo que ser en el Celta donde debutara definitivamente en Primera División, en 1992.

Se retira como jugador en la Gramanet
Badajoz, Mallorca y Lleida fueron sus siguientes equipos tras tres temporadas en el club gallego, hasta llegar a la Gramanet. Aquella fue su última etapa como jugador, ya que se retiró en el año 2002 dejando una amplia trayectoria en Segunda y tres años en la máxima categoría del fútbol español.

Se estrena como técnico en el Cadete B de Messi
No esperó mucho para volver al Barcelona, ya en la 01-02 se estrenó en los banquillos dirigiendo al Cadete B de Piqué, Messi o Fàbregas. Aunque este sería más bien un paso temporal con el cambio en el fútbol base azulgrana. Dejó de nuevo Can Barça y, con  nuevos cargos en el Palafrugell, el Figueres o el Terrasa, regresó a casa en 2007 para quedarse.

Nombrado segundo de Guardiola
Pep Guardiola se hizo cargo del filial azulgrana y Tito Vilanova fue nombrado segundo del de Santpedor, ya que eran amigos y se conocieron cuando militaron años atrás en las categorías inferiores del equipo. A raíz de su trabajo, Guardiola también se lo llevó al primer equipo cuando, en 2008, comenzó su etapa como técnico del Barcelona.

Éxito en la 08-09: su primera campaña con el primer equipo
Aquella era, una de las más exitosas en la historia del club, comenzó en 2008 y terminó en 2012. Mientras tanto, la primera temporada de Vilanova como segundo entrenador del Barcelona se saldó con la Liga, la Copa y la Champions. Pero aquella campaña también perteneció al éxito del 'sextete'.

Aquel calificativo designó la hazaña del Barcelona en el 2009: seis títulos en un año natural, algo nunca conseguido. Los de Guardiola y Tito lograron Copa del Rey, Liga, Champions, Supercopa de España, Supercopa de Europa y Mundial de clubes).

Rosell apuesta por Tito como relevo de Guardiola
Guardiola se marchó y Sandro Rosell optó por darle continuidad a Tito Vilanova, que continuó como entrenador durante la 12-13, firmando el mejor comienzo de Liga con el Barcelona o el mejor arranque de la historia de la Liga, pero obligado a dejar el club tras anunciarse su recaída del cáncer en la glándula parótida.

Tito Roura se quedó como técnico hasta que Tito volvió en abril del año pasado. Asistió a la eliminación del Barcelona en Copa y Champions, pero también vio cómo su equipo terminó haciéndose con la Liga 12-13, logrando 100 puntos.

Se despide del Barcelona
Finalmente, se despidió del club de su vida el pasado 19 de julio, cuando anunció su nueva recaída y abandonó para siempre el Barcelona e intentó recuperarse de su enfermedad hasta este viernes, cuando [[LINK:INTERNO||||||ha fallecido en Barcelona.]]

Reproches a Pep Guardiola
Antes de dejar el Barcelona, Vilanova también reprochó a Guardiola que no defendiera al club. El de Santpedor afirmó que el club acosaba a Tito en Nueva York mientras se trataba de su enfermedad y posteriormente Vilanova dijo que aquello fue falso, defendió al club y dijo que "cuando estuve allí más de dos meses, Guardiola y yo no nos vimos y no fue por culpa mía".