Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

PREMIER LEAGUE | LIVERPOOL 1-1 BURNLEY

El Liverpool se deja dos puntos ante el Burnley en el regreso al once de Coutinho

El Liverpool vuelve a quedarse sin gas en la Premier. El equipo de Jurgen Klopp logró un insuficiente empate ante el Burnley en Anfield en un encuentro en el que de nuevo tuvieron un error en defensa. Salah puso las tablas.

EFE | Madrid | Actualizado el 16/09/2017 a las 19:52 horas

Coutinho, con el Liverpool

Coutinho, con el Liverpool / Getty Images

Ni siquiera el brasileño Philippe Coutinho, que regresó a la titularidad, pudo despertar al Liverpool, que se dejó dos puntos de oro en Anfield frente a un defensivo Burnley (1-1) y cerró una más que decepcionante semana.

Los hombres de Jürgen Klopp, goleados en la pasada jornada de Premier League por el Manchester City (5-0) y que arrancaron la fase de grupos de la Liga de Campeones con un empate en casa ante el Sevilla (2-2), no pudieron hacer frente al entramado defensivo del Burnley, que aguantó estoicamente para llevarse un punto que le sabe a victoria: 35 disparos de los 'Reds' (9 a puerta) por 5 de los 'Clarets' (4 a portería).

Sin el sancionado Sadio Mané, que cumple el primero de sus tres partidos de suspensión, Coutinho, plenamente integrado tras su frustrado fichaje por el Barcelona, regresó a la titularidad como interior izquierdo, acompañando a Firmino y Salah, en el 4-3-3 de Klopp. El internacional brasileño ya había tenido minutos contra el Sevilla saliendo desde el banquillo, pero esta fue su primera titularidad de la campaña.

Los de casa se rehicieron rápidamente al tanto inicial de Arfield (0-1, m.27), un gol que llegó tras el enésimo error defensivo del curso de la zaga, gracias al egipcio Mohamed Salah tres minutos más tarde.

Sin embargo, pese a los acercamientos locales, incluido un disparo al travesaño del joven Dominic Solanke, el Liverpool no consiguió poner en excesivos aprietos al guardameta Pope durante el duelo.

En la recta final, con Coutinho ya en el banquillo -fue reemplazado por Solanke en el minuto 78-, el Burnley pudo haberse llevado los tres puntos de Anfield de no ser por el defensa Matip, que evitó sobre la línea de meta un gol cantado tras un cabezazo de Mee.