Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

LIGA JORNADA 4 | GETAFE 1-2 BARCELONA

Un golazo de Paulinho ante el Getafe rescata al Barcelona en el Coliseum

Cerca estuvo el Getafe de parar la hasta ahora impoluta trayectoria del Barcelona en LaLiga. Shibasaki, con un golazo, adelantó a los azulones, pero un gran tanto de Denis Suárez y otro aún mejor de Paulinho a falta de cinco minutos voltearon el duelo para los azulgranas.

Jorge Bautista | Madrid | Actualizado el 16/09/2017 a las 18:22 horas

Y apareció Paulinho. Apareció el jugador del que tanto se habló. Del que tanto se habla. El jugador que muchos hicieron objeto de crítica tras la marcha de Neymar al PSG. El 15, desde el banquillo, fue el héroe menos esperado en el Coliseum para hacer que el Barcelona siga sumando victorias todos los partidos jugados en esta Liga. Los de Valverde remontaron el 1-0 de Shibasaki desde el banco, pues el 1-2 del brasileño fue posterior al empate logrado por Denis Suárez, también suplente.

Al Barça eso sí pareció que el partido le cogía en su hora de la siesta y sin haber tomado la dosis suficiente de cafeína. Con pocas ideas en la cabeza, con poca intensidad y con aun menos velocidad, la sociedad formada por Messi, Suárez y Dembélé apenas tocaba la pelota ante un Getafe bien armado y con las ideas claras. El galo, de hecho, se lesionó en los isquiotibiales en el minuto 24, con lo que tuvo que ser sustituido por Deulofeu.

Los azulones tenían controlada la medular azulgrana, hoy granate, y también tenían bien atado en corto a Lionel Messi. Eso en defensa. En ataque, electricidad. Con Jorge Molina de ariete y con Gaku Shibasaki demostrando el por qué ha llegado a España y por qué juega en Primera.

Golazo de Shibasaki

Precisamente fue el japonés el que hizo justicia a lo que se estaba viendo en el Coliseum. Tras una dejada de Markel Bergara con la cabeza, el 10 getafense se sacó un zurdazo seco y potente que entró por la escuadra del arco de Ter Stegen en el que es uno de los goles de la jornada y, de momento, de LaLiga.

Algo no funcionaba en el Barça. Llegó el descanso. Se fue Iniesta tras haber jugado solo 45 minutos, y entro Denis Suárez. Los de Valverde comenzaron a funcionar, al mismo tiempo que el Getafe dio uno, o cinco, pasos atrás esperando una contra en la que Shibasaki, lesionado, ya no podría participar. La pelota estaba cada vez más cerca del área de Guaita, y al final terminó por estar dentro de su portería.

Fue en una jugada por la derecha, tras una sucesión de rebotes y rechaces, que terminó en un pase hacia Denis Suárez. El 6 se sacó un disparo preciso y colocado hacia el arco de Guaita para poner el empate y para enfriar el Coliseum. A punto estuvo de coger temperatura otra vez con un tiro de Arambarri que se envenenó hacia el poste tras tocar en Sergio Roberto. Sin embargo, llegó la hora de Paulinho.

Paulinho se reivindica

El mediocentro, que saltó al césped por Rakitic, demostró por qué es la figura más destacada de Brasil, con permiso de Neymar, en la clasificación para el Mundial de Rusia. Cogió el cuero, se coló entre dos zagueros con un preciso autopase, y con un bestial toque de interior cruzó por completo la pelota para batir a Guaita. Uno a dos para los de Valverde.

Quedaban aún minutos por disputarse, y el Getafe se vino arriba buscando la igualada. Sin embargo, no se movería más el luminoso del Coliseum y el Barcelona sigue sumando por victorias todos sus encuentros de LaLiga. Doce de doce, líder y a esperar a ver qué hace la Real Sociedad en la visita del Real Madrid en Anoeta.