Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

PARTIDOS PREPARATORIOS MUNDIAL 2014 | BALONCESTO

España afina su puesta a punto ante Angola en un partido que no forzó

La selección española de baloncesto ha derrotado con comodidad a una competitiva Angola por 79-70 en su segundo partido de preparación para el Mundial 2014, en un partido que no tuvo que forzar para superar al rival.

EFE | Madrid | Actualizado el 07/05/2015 a las 21:56 horas

Selección española de baloncesto

Selección española de baloncesto / EFE

La selección española afinó ante la de Angola su puesta a punto para el Mundial 2014, en un partido, el segundo de preparación, en el que no forzó para superar al rival, sobre todo en los dos últimos cuartos, en los que se dejó recortar diferencias en el marcador hasta dejarlo en 79-70.

El combinado hispano, con la ausencia entre los participantes del escolta del FC Barcelona Alex Abrines al no estar recuperado de unas dolencias físicas, afrontó este segundo test de preparación con la intención de seguir puliendo los detalles de su juego para avanzar hacia el Mundial del que es anfitrión desde el 30 de agosto al 14 de septiembre próximos.

Tras unos primeros minutos que sirvieron para calentar músculos y muñecas, de los que se aprovechó la selección africana para mandar en el marcador (2-6, m.3), mediado el primer cuarto España se puso por delante en el marcador y otra vez, como en el primer amistoso disputado el pasado miércoles en La Coruña ante Canadá (82-70), gracias a la aportación de sus hombres altos, sobre todo de Pau Gasol.

Un parcial de 10-0 puso el marcador en 20-11, resultado que a la conclusión de los primeros diez minutos fue de 22-14 para los de Juan Antonio Orenga ante un rival en que el su ala-pívot Eduardo Mingas se encargó de ser su hombre más efectivo.

En el segundo cuarto, la progresión del partido fue igual, con un combinado español en el que se repartieron muchos minutos y en el que los hombres altos, los hermanos Gasol, Serge Ibaka y Felipe Reyes, fueron infranqueables para el adversario, y a ellos ayudó mucho la rapidez en la circulación del balón de Ricky Rubio.

Así se llegó al descanso del choque con la máxima ventaja de España en lo que iba del partido, de diecisiete puntos (45-28) y con la impresión de que no había que forzar para controlar la situación frente a Angola, un equipo que también participará en el Mundial 2014 y que cuenta por derrotas todos sus partidos de preparación hasta ahora.

En la reanudación, la suficiencia mostrada por los de Orenga derivó en algo de falta de intensidad en la defensa y que la selección que dirige Paulo Macedo tuviera mas facilidad ante la canasta rival, lo que se tradujo en que una desventaja que llegó a ser de veinte puntos (48-28, m.22) la redujera a los once (54-43, m.26) y que el parcial del tercer cuarto fuera favorable para Angola por 18-21, pese a que en este período Sergio Llull se destapó como anotador.

El último cuarto fue un calco del tercero, lo que llevó a Angola a rebajar su diferencia en el marcador y ponerla en menos de diez puntos (79-70) ante un adversario que no forzó pero que tampoco vio nunca peligrar la victoria.