Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

NBA | RESUMEN DE LA JORNADA

Los Cavaliers de Calderón eliminan a los Raptors y alcanzan las finales del Este

Una nueva actuación magistral de LeBron James llevó a los Cavaliers a las finales del Este tras ganar 128-93 a los Raptors de Ibaka y poner el 4-0 definitivo en la serie. En el otro partido, los Sixers evitaron la eliminación con triunfo ante los Celtics, que siguen liderando 3-1 las 'semis'.

Efe | Madrid | Actualizado el 08/05/2018 a las 08:30 horas

LeBron James sonríe junto a Kevin Love

LeBron James sonríe junto a Kevin Love / Efe

El alero LeBron James lideró una vez más a los Cavaliers de Cleveland al triunfo de 128-93 ante los Raptors de Toronto en el cuarto partido de la eliminatoria de semifinales de la Conferencia que ganaron por barrida de 4-0 al mejor de siete y alcanzaron las finales por cuarta temporada consecutiva.

Mientras, que los Raptors, que habían tenido la mejor marca durante la temporada regular, se fueron de nuevo de vacaciones anticipadas por culpa de James y los Cavaliers que los eliminaron por tercera temporada seguida.

Ahora los Cavaliers tendrá que esperar a conocer quien será su rival en las finales, donde defenderán el título, con el ganador de la eliminatoria que disputan los Celtics de Boston ante los Sixers de Filadelfia y dominan los primeros por 3-1 al mejor de siete.

James aportó un doble-doble de 29 puntos, 11 asistencias, ocho rebotes, dos recuperaciones de balón, dos perdidas y un rebote aunque se pasó los últimos ocho minutos del cuarto periodo celebrando lo que iba a ser el décimo triunfo consecutivo de los Cavaliers ante los Raptors en partidos de playoffs.

Nada de lo que presentaron los Raptors en el campo, en cuanto a la estrategia técnica que presentó el equipo canadiense para hacer frente al mejor jugador del mundo pudo frenarlo y la historia fue la de siempre, una nueva derrota.

Junto a James el ala-pívot Kevin Love logró también 23 puntos que lo dejaron como segundo máximo encestador, en una lista de los cinco titulares que tuvieron números de dos dígitos. Mientras que los escoltas Kyle Korver y J.R.Smith anotaron 16 y 15 puntos, respectivamente, y el base George Hill llegó a los 12 para completar la lista de los mejores encestadores de los Cavaliers, que estuvieron siempre en control del marcador y del ritmo del partido.

El base español José Manuel Calderón esta vez sí tuvo ocho minutos de acción con los Cavaliers y como reserva aportó dos puntos. Calderón anotó los dos tiros que hizo desde la línea de personal, capturó un rebote defensivo, dio una asistencia y cometió una falta personal.

El jugador de Villanueva de la Serena tendrá la oportunidad de disputar por primera vez en su carrera unas finales de la Conferencia Este después de haber eliminado al equipo con el que debutó en la NBA y con el que estuvo casi ocho temporadas.

El pívot lituano Jonas Valanciunas, que salió de reserva, con 18 puntos y cinco rebotes lideró el ataque de los Raptors, que tuvieron a cinco jugadores con números de dos dígitos.

Entre ellos estuvieron el escolta DeMar DeRozan, que llegó a los 13 tantos antes que fuese expulsado al final del tercer periodo tras cometer una falta flagrante, motivada por la frustración de ver como los Cavaliers les tenían anulados por completo como equipo. Los mismos que aportó el escolta-alero CJ Miles, que anotó 5 de 11 tiros de campo, falló los dos intentos de triples que hizo, y capturó tres rebotes como titular.

El ala-pívot congoleño español Serge Ibaka volvió a la titularidad y jugó apenas 18 minutos, pero estuvo consistente en el ataque al aportar 12 puntos tras anotar 5 de 8 tiros de campo, incluidos 2 de 3 triples. Pero no tuvo protagonismo en el juego dentro de la zona al capturar un rebote ofensivo, puso un tapón, perdió tres balones y cometió dos faltas personales, siendo junto a ReRozan dos de los jugadores claves del equipo que fallaron en las semifinales.

El base Kyle Lowry se encargó de dirigir el ataque de los Raptors al repartir 10 asistencias, pero anotó sólo cinco puntos tras fallar 5 de 7 tiros de campo, incluidos 3 de 4 intentos de triples, y no fue a la línea de personal.

Los Sixers ganan y evitan la eliminación

El base reserva T.J.McConnell, recibió una titularidad sorpresa y la aprovechó para convertirse en la gran figura de los Sixers de Filadelfia a los que aportó 19 puntos, siete rebotes y cinco asistencias que les ayudaron a ganar 103-92 a los Celtics de Boston en el cuarto partido de la eliminatoria de semifinales de la Conferencia Este.

La victoria permitió a los Sixers evitar la derrota y la eliminación con barrida de la serie que disputan al mejor de siete y ahora la competición se traslada a TD Garden de Boston, donde el equipo local tiene ventaja de 3-1 y está a un triunfo de jugar la final de la Conferencia Este frente a los Cavaliers de Cleveland, que ya eliminaron a los Raptors de Toronto con barrida de 4-0.

Los gritos de "¡TJ! ¡TJ!" se escuchaban con más fuerza cada que McConnell atacaba el aro para una canasta fácil con tiro en suspensión que permitió a los Sixers o metía un triple para construir una ventaja que abría a su equipo el camino de la victoria salvadora.

Mientras sus compañeros le tocaban la cabeza, lo felicitaban y sobre todo le daban las gracias por haberlos salvado de la eliminación, a un jugador, que alejado de todo el interés mediático que generan su compañeros como el pívot camerunés Joel Embiid y el base australiano, el novato Ben Simmons, y sin haber sido seleccionado en el sorteo universitario fue el mejor de todo.

Los Sixers aún enfrentan una descomunal tarea de cara al quinto partido, dado que ningún equipo en la historia de la NBA ha ganado una serie después de colocarse en desventaja de 0-3. McConnell impuso una marca personal en la aportación que hizo y mostró una buena combinación al lado de Simmons, en lo que fue apenas su segundo partido como titular en lo que va de la temporada.

Los aficionados de los Sixers corearon las iniciales de su nombre cada vez que tocó el balón en el cuarto final y demostró porque ha sido tan valioso a pesar de que jugadores de mayor renombre le han restado minutos de acción. McConnell fue justo lo que el entrenador de los Sixers, Brett Brown, necesitaba en un encuentro crucial.

Junto a McConnell, el ala-pívot croata Dario Saric aportó 25 puntos, ocho rebotes y cuatro asistencias, que lo dejaron como el líder encestador de los Sixers. Mientras que Embiid y Simmons acabaron con sendos dobles-dobles que les permitió también ayudar al triunfo salvador de los Sixers.

Simmons logró 19 puntos, 13 rebotes y repartió cinco asistencias, además de recuperar dos balones con cuatro perdidos. Embiid llegó a los 15 tantos y también capturó 13 rebotes, dio dos asistencias y perdió dos balones.

El alero novato Jayson Tatum encabezó a los Celtics con 20 puntos y el ala-pívot Marcus Morris tuvo 17 como máximos encestadores de los Celtics, que están a un triunfo de las finales a pesar de tener las bajas de sus dos jugadores franquicia como son el base Kyrie Irving y el alero Gordon Hayward.

El pívot dominicano Al Horford esta vez no pudo ser factor ganador con los Celtics al aportar un doble-doble de 10 puntos y 10 rebotes en los 35 minutos que disputó. Horford anotó 4 de 6 tiros de campo, falló un intento de triple, y acertó 2-2 desde la línea de personal, además de repartir tres asistencia, recuperó un balón, perdió cuatro, puso tres tapones y cometió una falta personal.

Los 76ers pasaron la segunda mitad en control absoluto en lo que pudo ser su último partido como locales de la temporada. El enmascarado Embiid aún sigue en la pelea, provocando a todos los jugadores de los Celtic que tenía a su alcance.

Intercambió palabras con Morris en el tercer periodo y el alero de los Celtics le mostró un "3-0" con sus manos. Poco después, McConnell metió un triple para una ventaja de 14 puntos que haría obsoleto ese gesto.

Los cánticos de "¡TJ!" pronto hicieron eco en todo el Wells Fargo Center porque los Sixers se habían salvado y todo gracias a un reserva sin proyección mediática, pero que para nada le bloqueó la presión como le había sucedido a Simmons, la estrella del equipo.