TLPR presenta...

Diez películas para convertirte en un superhéroe de la vida real

Las películas que han sonado en el tercer episodio de Toma la pastilla roja, y alguna que otra más, completan esta lista de recomendaciones cinematográficas sobre superhéroes.

Andrés Moraleda

Madrid | 13.11.2019 10:15

Escena de Kick-Ass
Escena de Kick-Ass | Fotograma de la película

  • Kick-Ass (Matthew Vaughn, 2010)

Adaptación de un cómic de superhéroes muy reales. Un chaval se flipa con lo de ser un héroe y acaba peleándose contra la mafia con la ayuda de una niña enmascarada y su padre vengador. El planteamiento es muy bueno, aunque pierde realismo según avanza. Muy entretenida y bien hecha, y con un sorprendentemente contenido Nicolas Cage. En la secuela, más de lo mismo.

  • Batman Begins (Christopher Nolan, 2005)

La enésima resurrección cinematográfica de Batman fue, seguramente, la definitiva. Una aproximación al mito del cómic muy realista que unió a crítica y público (por fin) en torno al superhéroe de DC. La primera parte (antes de que Christian Bale se ponga el traje) es algo que podría darse en la realidad, después se va un poco de madre (normal en una producción así), pero muy buena. Su secuela ('El Caballero Oscuro') se eleva gracias al Joker de Heath Ledger. La tercera tampoco está mal.

  • Mirageman (Ernesto Díaz Espinoza, 2007)

La recomendación de RR López en el tercer episodio de 'Toma la pastilla roja'. Modesta película chilena sobre un superhéroe de la vida real que lucha contra el crimen con artes marciales e inspira a su hermano pequeño, internado en un hospital psiquiátrico. Una aproximación muy real a los superhéroes de la vida real.

  • Defendor (Peter Stebbings, 2009)

La otra recomendación de RR López, es otra modesta producción (en esta ocasión canadiense) en la que el superhéroe es el que tiene problemas mentales. Woody Harrelson da rienda suelta a su habilidad para hacer de 'tipo rarito' y se cree un superhéroe. Otra manera de enfocar el tema de los superhéroes reales a través de una situación más dramática (aunque con todo de comedia).

  • Superman (Richard Donner, 1978)

La recomendación de Carlos Quílez no podía ser otra que Superman, el clásico de Donner en el que Christopher Reeve se convirtió en el hombre de acero. Muy 'oldie' y cutre para lo que estamos acostumbrados en una película de superhéroes hoy, pero en su momento fue una revolución que se hizo con tres premios Oscar. Eso sí, salvo que venga un tipo del espacio enfundado en un neopreno azul, esta película no vale para nada en esto de superhéroes de la vida real. Después han intentado resucitar a Superman en varias ocasiones pero sin el encanto de la original (aunque la de Zack Snyder, 'El hombre de acero', no está mal).

  • Chronicle (Josh Trank, 2012)

Fantástica pero muy realista. Unos jóvenes se ven expuestos a una extraña sustancia y desarrollan superpoderes. Como son chavales, la cosa se desmadra y ahí está la gracia de la película. Además está grabada a modo de película casera para darle más realismo.

  • Spider-Man (Sam Raimi, 2002)

La primera adaptación a la acción real del hombre araña es sin duda la mejor. Sam Raimi hace una película muy friki y digna, que hizo que el rostro de Toby Maguire se asociara para siempre a Spiderman. Una historia muy dinámica y con cierto realismo por aquello del adolescente que ve cómo los superpoderes le cambian la vida (aunque eso de que se convierta en un justiciero a las primeras de cambio, muy realista no es). Otro superhéroe que ha resucitado varias veces en el cine (personalmente, la nueva de animación 'Un nuevo universo', me encantó).

  • Watchmen

Mejor la serie (Damon Lindelof, 2019) que la película (Zack Snyder 2009), y mejor el cómic que todo lo demás. Watchmen es un estudio sesudo sobre el tema de los superhéroes. "¿Quién vigila a los vigilantes?", reza la historia. Y es que esta novela gráfica indaga en unos héroes muy humanos, con todo lo bueno, y sobre todo lo malo, de estos personajes. Además, todo en medio de un clima de guerra fría (guerra racial en la serie) que le aporta un realismo muy agobiante.

  • The Boys (SERIE, Amazon, 2019)

Como Watchmen pero más gamberra. En esta adaptación televisiva del cómic homónimo, los superhéroes están a sueldo de una gran empresa (con todo lo que eso conlleva) y no son muy buenos que digamos. Por eso, hay un grupo de 'damnificados por los súpers' que se toman la justicia por su mano para ir contra estos. El arranque es espectacular y, aunque luego se desinfla, es una de las series de 2019.

  • Héroes (SERIE, NBC, 2006)

Otra serie que explora el aspecto humano de los superhéroes. Personas de todo el mundo empiezan a descubrir sus poderes, a dominarlos y a saber qué hacer con ellos.