OPINIÓN

Monólogo de Alsina: "El gobierno marroquí pone a prueba a Sánchez"

Carlos Alsina

Madrid | 18.05.2021 09:19

La pregunta del día es hasta dónde quiere llegar el gobierno marroquí. Si lo de Ceuta es un aviso (otro) de la que puede liar en las ciudades españolas en África o es el principio de algo más grave. Si el primer ministro Otmani, con quien nuestro gobierno presume de tener una relación sincera y fluida, está castigando a Sánchez por haber acogido al líder del Polisario (te creo el problema unos días y luego ya paro) o está poniendo a prueba la respuesta de España ---y de Europa--- a una maniobra de desestabilización extranjera.

Crisis migratoria en Ceuta

El presidente de la ciudad autónoma, Juan Jesús Vivas, reclama al gobierno central que resuelva el asunto con Marruecos. Y que habilite recursos extraordinarios para atender a las miles de personas que ya han llegado.

Pese a la inclinación que tiene Sánchez por los cálculos y los pronósticos (de aquí a 2050) no parece que haya calculado bien la capacidad del gobierno marroquí para tocarle las narices usando, como siempre, a personas y familias en situación tan vulnerable que son capaces de meterse en el mar a intentar llegar a nado hasta una playa española.

Pese a la inclinación de Sánchez por los cálculos y pronósticos -de aquí a 2050- no parece que haya calculado bien la capacidad del gobierno marroquí para tocarle las narices

Durante el día de ayer llegaron a hacerlo casi cinco mil personas. Adentrándose en el mar, en vista de que no había gendarmes marroquíes que se lo impidiesen, y doblando el espigón para alcanzar el Tarajal, suelo español, suelo europeo. En grupos numerosos. En muchos casos, en familia con los niños en brazos y llegando a duras penas hasta el otro lado.

"Ceuta es como el muelle de Arguineguín de Canarias pero multiplicado por diez"

Una vez que están aquí, la prioridad de las autoridades, y de la Cruz Roja ---cuya labor es esencial no sólo en Ceuta--- es atender a estas personas y conducirlas a un lugar donde puedan iniciarse los trámites legales pertinentes. El gobierno de la ciudad autónoma admite que no sabe dónde ubicar a tantos recién llegados que, además, han de guardar la cuarentena del Covid. Vete tú a decirles a estas personas que han llegado como han llegado que no olviden la mascarilla y la distancia de seguridad.

Esta mañana Ceuta es como el muelle de Arguineguín de Canarias pero multiplicado por diez. Con varios miles de personas que aguardan en Castillejos, del lado marroquí, para intentar hoy alcanzar España. Lo más urgente en Ceuta es disponer de medios para atender a cinco mil personas de golpe, incluidos más de mil niños y adolescentes. Menores de edad que ayer gritaban que viva España.

A Sánchez sólo le gustaba hablar de 'devoluciones en caliente' cuando el que gobernaba era Rajoy

Hasta ahora todo lo que ha dicho el gobierno central guarda relación no con la atención sino con el reforzamiento policial de la frontera (doscientos agentes más enviados a Ceuta) y la negociación con Marruecos para acelerar las devoluciones ---no las llamen en caliente porque al gobierno no le gusta que se les llame así; sólo le gustaba a Sánchez cuando el que gobernaba era Rajoy---. Sacarlos de aquí y volver a ponerlos allí, en suelo marroquí.

El ministerio de Exteriores niega que tenga relación con la acogida al líder del Frente Polisario

Niega el ministerio de Exteriores que nada de esto guarde relación con el globo que tiene el gobierno marroquí por la acogida dispensada en España al líder del Polisario, pero nadie se lo cree. No se lo cree, probablemente, ni la propia ministra, que cumple el guión de negar que la llegada multitudinaria de inmigrantes en un mismo día aprovechando la pasividad (incluso el aliento) de las autoridades marroquíes se deba a una operación castigo del primer ministro Otmani al presidente Sánchez. Cuando se conoció que había sido recibido en España, para ser hospitalizado, el líder del Polisario lo que dijo el gobierno marroquí fue que tomaba nota de que el gobierno español no le había informado de esta decisión. En realidad, y como contó Ignacio Cembrero en El Confidencial, fueron los servicios secretos marroquíes los que filtraron la presencia de Brahim Galli en Logroño para provocar el choque diplomático.

"Vox equipara al extranjero sin papeles con el delincuente"

Se le ha declarado un incendio al gobierno de España en Ceuta. Con un asunto espinoso que ya está siendo aprovechado por el partido Vox para reanudar su campaña contra los menores de edad que han llegado sin adultos que los tengan a su cargo. ‘¡Pronto destruirán la convivencia en los barrios de cualquier ciudad española!’, predican los de Abascal en su empeño por equiparar al extranjero sin papeles con el delincuente. Nada que pueda sorprender en un partido que pidió el voto en Madrid para perseguir adolescentes.

Se le ha pasado a Simón la decepción por los botellones desenmascarillados y ya emite en perfecta sintonía con el mensaje de luz y de color establecido por Moncloa

¿Cuántos días quedan, presidente, para cantar otra vez victoria sobre el virus? Noventa y tres bajando. Empieza a ser un poco parodia esto de Sánchez apareciéndose cada día en algún sitio para recordarnos la cuenta atrás que su equipo de publicistas se ha inventado. La Moncloa lo mismo te dice lo que pasará en agosto que lo que sucederá en 2050, es una máquina de hacer pronósticos. Averiada, si usted quiere, pero máquina.

A Fernando Simón los pronósticos fallidos le han costado más de un disgusto ---y más de una parodia--- pero no han conseguido desalentarle. Ahora anuncia, no se sabe para cuándo ni en qué condiciones, que pronto el gobierno en nombre del que habla propondrá a los gobiernos autonómicos (que son los que deciden las medidas y las ejecutan) que la mascarilla deje de ser obligatoria en los espacios abiertos. En no muchos días. Se le ha pasado a Simón la decepción de la semana pasada por los botellones desenmascarillados y hoy ya emite en perfecta sintonía con el mensaje de luz y de color que ha establecido la Moncloa.

El presidente se ha abonado a hacer él los anuncios sobre las vacunas que llegarán y las personas a las que se les administrarán. Pisándole los anuncios a los gobiernos autonómicos, que son los que cada semana acuerdan los cambios en el proceso de vacunación y las prioridades.

"Somos damnificados de una pandemia que nos ha dejado tiritando"

El presidente, pasado de frenada en su legendaria autoestima, habla de nuestra situación económica como si fuéramos la envidia del resto del mundo.

Hombre, presidente, lo que la Unión Europea calcula es que seremos los que más crezcamos porque venimos de ser los que más nos hundimos en 2020. Liderar, lo que se dice liderar, vamos a liderar ---con Italia--- la lista de países que más dinero del surtidor europeo van a necesitar para salir del hoyo. Que lo cuenta usted como si fuéramos los reyes del mambo, y somos damnificados de una pandemia que nos ha dejado tiritando.