ENTREVISTA EN JULIA EN LA ONDA

40 años de la crisis del aceite de colza: "Todavía no se ha hecho justicia"

El 1 de mayo de 1981 se registró el primer caso del conocido como envenenamiento masivo por aceite de colza. 40 años después todavía hay cosas que se desconocen de aquella crisis sanitaria. En JELO, hablamos con Carmen Cortés, portavoz de la asociación de afectados por la colza, 'Seguimos viviendo' y con Alberto Rull, autor del documental 'Colza, lo invisible'.

ondacero.es

Madrid | 29.04.2021 18:10

El 1 de mayo de 1981 se registró el primer caso del conocido como envenenamiento masivo por aceite de colza. Jaime Vaquero, un niño de ocho años de Torrejón de Ardoz (Madrid), moría en un hospital por este envenenamiento. No fue hasta el 7 de mayo que EL PAÍS publicó que se habían detectado 9 casos de una "enfermedad indescifrable" que igualaban a la neumonía. El Gobierno de Leopoldo Calvo-Sotelo por la UCD tardo mucho en informar sobre la crisis. Pepe Oneto sacaba lo más sonrojante de la situación en un reportaje de RTVE: llamó inútil a Jesús Sancho Rof, ministro de Sanidad entonces.

En Julia en la Onda hablamos con Alberto Rull, director del documental 'Colza, lo invisible' y con Carmen Cortés, portavoz de la asociación de afectados por la colza, 'Seguimos viviendo'. "No dejo de recordar el 5 de marzo de 2020, cuando se anunciaba que el brote aparecía también se producía en Torrejón de Ardoz, era como si se hubiera dado una vuelta a todo... los síntomas parecidos; fiebre, tos, angustia. La pandemia de Covid nos ha removido mucho, hemos aprendido poco desde 1981", asegura Ruiz. "Sabíamso muy poco de la colza, de la crisis sanitaria... Fue un pediatra "audaz", Juan Casado, el pediatra que descubrió que el aceite provocaba el envenamiento: "Creo que no ha recibido el reconocimiento que merece, pero no lo ha buscado".

Mucha gente fue estigmatizada por pasar la enfermedad: "La Guardia Civil los sacaba de noche de los pueblos porque pensaban que eran contagiosos", cuenta Carmen Cortés. Fue un envenenamiento que afectó principalmente a la clase trabajadora. Muchas mujeres embarazadas tuvieron que abortar. Hubo 41 imputados por este aceite edulcorado. ¿Se hizo justicia?: "La justicia que no se ha hecho es que el Estado les debe un perdón y un reconocimiento... por puro azar les pasó a ellos. Te fríes una patata o le echas aceite a una ensalada y tu vida queda destrozada. Justicia no se ha hecho", asegura Rull.

Carmen Cortés anuncia que mantuvo una videoreunión con el ministerio de Sanidad y a segura que todavía "les dan largas". "Hay una unidad funcional gracias a nuestro empeño", lamenta.

Temas