Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Director del documental

Juanjo Ramos: “con ‘Soñando con alas’ queremos demostrar que la observación de aves está a la mano de todo el mundo”

El documental ‘Soñando con alas’, estrenado el pasado 30 de octubre en La Casa Encendida de Madrid, repasa la vida de cinco personas muy diferentes a los que une una pasión, la observación de las aves.

Noelia Gago
  Madrid | 01/11/2019
"planeo mis viajes en función de las aves del destino"

"planeo mis viajes en función de las aves del destino" / Ondrej Pelánek

Juanjo Ramos es el codirector, junto a Germán Pinelo, de este largometraje que aborda la observación de aves como algo más que un pasatiempo o una profesión. Hablando con él nos han entrado ganas de agarrar los prismáticos, el libro “Aves para Doomies” (si es que existe) y salir al parque más próximo a La Casa Encendida, porque las aves más curiosas pueden estar más cerca de nosotros de lo que pensamos.

¿Qué vamos a ver en ‘Soñando con alas’?

Aborda el fenómeno de la observación de aves en España. Hemos rodado en 12 provincias españolas, en 18 espacios naturales protegidos. Analiza 5 personajes diferentes, con vidas muy distintas en lugares diversos y en momentos diferentes de sus vidas.

Siempre me ha llamado mucho la atención la afición del birdwatching. ¿Por qué está tan extendida está actividad?

Lo que queremos mostrar en ‘Soñando con alas’ es que la observación de aves está a la mano de todo el mundo, que con unos prismáticos puedes acercarte incluso al parque de tu ciudad. También puedes viaja a los lugares más alejados para buscar especies raras. Y sobre todo, que la observación de aves no tiene edad.

¿Cómo se convierte de una curiosidad a un gran estudio y obsesión por las aves?

Nosotros lo que intentamos mostrar como un hobby puede convertirse en una pasión e incluso, para algunas personas, en una obsesión que roza la locura. Nos gusta decir que contamos historias de locos por las aves, siempre con ese matiz de cariño de la palabra locura. Yo mismo llevo casi 30 años observando aves y probablemente esté tan loco como alguno de los protagonistas.

¿Cómo fue tu proceso?

Tengo la suerte de haber nacido en el campo y siempre me han gustado las aves. Puedo estar viendo aves endémicas desde la azotea de mi casa. Mi padre es colombófilo (cría y adiestramiento de palomas), en el pueblo hay mucho amor por la naturaleza y Félix Rodríguez de la Fuente también me influyó mucho. Igual que Luis Domínguez, con programas como ‘Fauna Callejera’.

El documental une cinco historias diferentes en distintos lugares de España. ¿A dónde vamos a volar?

Hemos estado en el País Vasco, en los bosques cercanos a Tolosa y en Cabo Higuer, en la zona de la Bahía de Txingudi; de ahí nos fuimos a Asturias; después a Galicia, a uno de los sitios míticos de observación de aves: la Costa da Morte, de la mano de José Luis Rabuñal Patiño, uno de los mejores ornitólogos que ha tenido España. También en Madrid, Ávila, Zamora, Málaga, Cádiz. El Estrecho de Gibraltar tiene un papel importante dentro del documental, para nosotros es una escuela de naturalistas, sobre todo para los que queremos conocer la migración de las aves. Y por supuesto, si escuchas mi acento, en Tenerife en varios espacios protegidos.

¿Qué 5 historias vamos a conocer?

Desde una señora jubilada que fue eurodiputada y ahora ha descubierto el mundo de las aves, a un niño de 11 años que siente pasión absoluta por las aves, pasando por un profesor atrapado en una ciudad, Madrid, y por un médico que saca su plaza en psiquiatría y decide dejarlo todo para irse a trabajar con el mayor turoperador de aves del mundo. Hemos tenido al ventaja de que yo llevo muchos años observando aves, me he movido mucho por España y tenía ya mucha información sobre los personajes, de hecho algunos eran amigos y, de los otros, nos hemos hecho amigos después.

Aparte de los destinos del documental, ¿a qué lugares te ha llevado esta pasión?

Soy de esas personas que eligen el destino al que va en función de los pájaros que puedes ver o fotografiar. Este año he ido a “pajarear” a Jordania, a Omán, Estonia, Lituania, Polonia, Islandia, Eslovenia… En breves nos vamos a Cabo Verde a rodar y también a pajarear y terminaré el fin de año en Etiopía.

Tendrás mil anécdotas al respecto. ¿Cuál es el ave que más ilusión te ha hecho ver?

En los viajes de este año, hay especies que tenía muchas ganas de ver el Drogman Cangrejero, en Omán. En el este de Europa, el Grevol, lo vi en el Bosque de Białowieża, el bosque mejor conservado de Europa. Primero empiezas a observar pájaros como un coleccionista de imágenes pero con el tiempo empiezas a valorar la experiencia.

¿Cuáles suelen ser los anhelos de los observadores de aves?

Uno anhela que no tengan más protagonismo las aves o la naturaleza dentro de nuestras vidas. Muchas veces se toman decisiones, a nivel político pero también con nuestra complicidad, que afectan a nuestros recursos naturales. Estamos perdiendo especies únicas. Desconocemos el valor que tiene la naturaleza de nuestro país y creo que es uno de los objetivos del documental, acercarnos a ello. Nosotros anhelamos que audiovisuales, como nuestra película documental, sean más cotidianos en las pantallas, más allá de la programación de cotilleo o política de tercera fila.

En los últimos meses/años se ha visto una reducción considerable de las golondrinas en nuestras ciudades. Las palomas tienen muy mala fama también en las ciudades. ¿Qué se debería estar haciendo al respecto?

Yo creo que lo primero que debemos hacer es entender a las especies. Ver como se relacionan con nosotros porque el aumento de las palomas o las tórtolas en nuestro entorno nos parece una cuestión negativa pero no sabemos el papel que cumplen las aves dentro de nuestras ciudades. A veces se toman medidas desafortunadas que pueden acabar con las especies. ¿Cómo estamos perdiendo especies que eran comunes en nuestra niñez? Debemos recuperar ese contacto que tenía el mundo rural con la naturaleza, incluso en las ciudades.

Si después de ver el documental les entra el gusanillo de adentrarse en el mundo de la observación de aves, ¿Cómo les recomiendas que empiecen el proceso?

Siempre recomiendo que el primer paso sea contactar con SEO BirdLife o con una asociación de conservación de aves. En España tenemos la suerte de que existen varias organizaciones. Ahí se pueden hacer actividades o contactar con otros aficionados a las aves y empezar a coconer poquito a poco. Incluso en Madrid, el propio Ayuntamiento hasta hace poco hacía actividades y hay grupos trabajando en torno al río Manzanares. Es sorprendente poder ir ahora a la zona del río a ver Martínez Pescadores, Cormoranes, Martinetes… Creemos que tenemos que comprarnos un equipo caro, hacer un gran viaje para ver aves pero a veces es simplemente abrir la ventana y mirar lo que sucede a nuestro alrededor.

El 30 de Octubre presentasteis el documental en La Casa Encendida dentro del Ciclo 'Pajareros 2019' y tenéis muchas más proyecciones programadas a la vista. ¿A dónde va a volar el documental?

Sí, todo el mes de noviembre vamos a estar moviendo la película. Lo presentamos en La Casa Encendida el miércoles, el 8 de noviembre estamos dentro de la programación del Festival NaturaJazz en el Museo de Naturaleza y Arqueología en Santa Cruz de Tenerife. También tenemos la costumbre de que todos nuestros proyectos los presentamos en nuestro pueblo, Los Silos, creemos que es importante acercar la cultura a los pueblos, que suelen ser las presentaciones más entrañables. Esta será en 15 de noviembre. Después estaremos el 26 de noviembre en La Casa de la Ciencia en Sevilla. En diciembre y enero lo mandaremos a festivales y el próximo año en primavera iremos a varias ferias y festivales.

¿Dónde pueden ver el documental?

De momento no se puede ver en Internet porque tiene los derechos la Televisión de Canarias pero los mecenas que han participado en el micro mecenazgo tendrán su recompensa.