el juego del calamar

La Policía advierte del riesgo de los códigos QR incluidos en las tarjetas de 'El juego del calamar'

Las fuerzas de seguridad recuerdan que hacer uso de QR desconocidos es un peligro por la posibilidad de caer en webs fraudulentas.

ondacero.es

Madrid | 22.10.2021 06:04

Código QR
Código QR | Tecnoxplora

Una de las escenas más icónicas de la famosa serie de Netflix 'El juego del calamar' muestra al protagonista recibiendo una misteriosa tarjeta con un número de teléfono y un dibujo de un círculo, un cuadrado y un triángulo. Muchas personas están recreando esto a partir de tarjetas en la que en la parte posterior añaden un código QR.

Estas están siendo repartidas por las calles incitando a los ciudadanos a descubrir cuál es la página secreta de internet a la que te llevará. Esto ha encendido todas las alarmas ante la posibilidad real de que se trate de un uso fraudulento.

No obstante, en este caso no ha habido peligro porque solo te redirigen a una web comercial. Aun así, la Policía Nacional ha recordado que no hay que fiarse de estos códigos en los casos en los que no conozcamos su procedencia porque, incluso, podemos terminar infectando al móvil con un virus.

"Algunos de vosotros nos habéis preguntado por unas tarjetas similares con un código QR. Este #códigoQR, en concreto al escanearlo, nos lleva a un portal comercial sin peligro alguno en términos de #Seguridad. Sin embargo, si escaneamos un código QR y no sabemos si es de confianza puede llevarnos a sitios infecciosos y poner en peligro nuestros dispositivos. Así que, ya sabes, desconfía de los que lleguen a tus manos de esta forma y sobre todo de los que aparezcan en solitario y colgados en sitios públicos", afirma el comunicado de las fuerzas de seguridad.

¿Qué peligros comportan los códigos QR?

La Policía Nacional recuerda que no hay que temer a los códigos QR en sí, y más hoy en día que se han popularizado tanto, sino que lo peligroso es la web a la que te pueden dirigir, suponiendo una infección en nuestro dispositivo. Si pasa, corremos el riesgo de revelar información privada (contactos, ubicación, fotografías...) o hasta phishing.

Así, la clave reside en no acceder a QR de los que se desconozca su procedencia o revisando previamente la web vinculada.

Temas