Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

la petición ha recogido casi tres mil firmas en 24 horas

Recogen firmas para que 'Kichi' otorgue la Medalla de Oro al Monstruo Espagueti Volador

Casi tres mil firmas ha recogido en menos de 24 horas una petición en la plataforma change.org para que el alcalde de Cádiz, José María González, "Kichi", conceda la Medalla de Oro de la ciudad al Monstruo Espagueti Volador, al que veneran los "pastafaris", seguidores de una religión irónica nacida en EEUU.

Efe | Madrid
| 29/05/2017
Procesión de seguidores de la Iglesia del Monstruo del Espagueti Volador

Procesión de seguidores de la Iglesia del Monstruo del Espagueti Volador / Joe Mabel

La petición ha sido lanzada después de que el pasado viernes el pleno del Ayuntamiento de Cádiz aprobara la concesión de la Medalla de Oro de la ciudad a la Virgen del Rosario, al cumplirse 150 años de su proclamación como patrona de la capital gaditana.

Pese a su perfil laico, Por Cádiz sí se Puede (Podemos), que gobierna la ciudad, apoyó esta iniciativa presentada por el PP porque estaba avalada por 6.000 firmas.

La propuesta salió adelante también con los votos del PSOE y Ciudadanos, mientras que Ganar Cádiz en Común, socios del gobierno municipal que lidera José María González, Kichi, la rechazó en su línea de evitar que la religión y la política e instituciones municipales se mezclen.

Las iniciativa ha generado diversas críticas e iniciativas como la recogida de firmas que ha emprendido en la plataforma Change.org Félix Zacarías García Omella, un "pastafari", término que mezcla las palabras pasta y rastafari y con el que se conocen a los miembros de la Iglesia del Monstruo del Espagueti Volador, creada en 2005 por el estadounidense Bobby Henderson.

"Entendemos que si desde unas instituciones públicas se favorece con honores a los símbolos o representaciones sagradas de una religión como la católica se produciría un agravio comparativo y acto discriminatorio hacia cualesquiera de las otras miles que existen, incluida la nuestra, si elevando a la alcaldía una solicitud en idénticos términos que la de los católicos ésta fuera rechazada", reza su petición.

La misma, que en menos de 24 horas ha reunido 2.985 firmas, añade que "si de verdad existe algún ser que merezca los mayores agradecimientos y honores éste debiera ser el único creador de la Tierra y de los grandes volcanes de cerveza, inspirando a la humanidad en el deleite gastronómico tallarinesco".

"La religión pastafari representa a una comunidad de ciudadanos muy amplia y actualmente ya ha sido reconocida como tal en Holanda y Nueva Zelanda", explica la solicitud para añadir que "todos somos conscientes de lo importante que es que todos respetemos las creencias religiosas de cada cual. Nosotros las de los demás, y los demás, la nuestra".

Por ello piden al alcalde de Cádiz que "atendiendo con respeto a nuestra fervorosa fe y buen hervor tallarinesco, con su sazonado condimento", honre a Monesvol, el Monstruo Espagueti Volador, "lustrando sus dos albóndigas con la medalla de oro de Cádiz".

La Iglesia del Monstruo del Espagueti Volador fue creada en 2005 por el estadounidense Bobby Henderson como protesta por la difusión en las escuelas públicas del estado de Kansas (EEUU) de la doctrina creacionista, basada en la creación del mundo por Dios, en detrimento de la teoría de la evolución de Darwin.

Henderson parodió la idea que defiende que el Universo fue concebido por un ente superior y creó un "dios" en forma espaguetis entrelazados con dos albóndigas, el Monesvol, que habría creado el Universo después de una borrachera, aunque las distintas congregaciones pastafarianas defienden tesis diferentes.

Los pastafaris, que ya pueden casarse oficialmente en Nueva Zelanda, defienden su religión sin ocultar que su objetivo es promover a través de la risa el pensamiento racional y la tolerancia.