Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Critica con dureza las represalias comerciales de China

Trump señala al presidente de la Fed y al presidente de China como los mayores enemigos de EEUU

Donald Trump ha arreciado sus críticas contra el presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed), Jerome Powell, al que ha comparado con el presidente chino, Xi Jinping, como principales enemigos del país, después de que China haya anunciado nuevos aranceles a productos estadounidenses y el banquero central no haya anunciado medidas inminentes en su discurso en Jackson Hole (Estados Unidos).

Europa Press | ondacero.es

"Como de costumbre, la Fed no hizo nada. Es increíble que puedan hablar sin saber o preguntar qué estoy haciendo, lo que será anunciado en breve", ha afirmado Trump en su perfil de Twitter, donde se ha preguntado públicamente "¿Quién es nuestro mayor enemigo, Jay Powell o el presidente Xi?"

"Tenemos un dólar muy fuerte y una Fed muy débil. Trabajaré brillantemente con ambos y EEUU lo hará fantásticamente", ha añadido Trump instantes después de que Powell finalizase su discurso en Jackson Hole.

CRITICAS A CHINA.

Asimismo, el inquilino de la Casa Blanca ha criticado con dureza las represalias comerciales anunciadas por el gigante asiático en respuesta a los aranceles adicionales que EEUU fijará a las importaciones chinas el próximo 1 de septiembre.

"Nuestro país ha perdido, estúpidamente, billones de dólares con China durante muchos años. Han robado nuestra propiedad intelectual a razón de cientos de miles de millones de dólares al año, y quieren continuar. ¡No dejaré que eso suceda! No necesitamos China y, francamente, estaríamos mucho mejor sin ellos", ha afirmado el presidente de EEUU.

En este sentido, Trump ha asegurado que las grandes compañías estadounidenses deberán comenzar inmediatamente "a buscar una alternativa a China, que incluya traer de vuelta las empresas a casa y hacer sus productos en los Estados Unidos".

"Esta tarde responderé a los aranceles de China. Esta es una gran oportunidad para los Estados Unidos", ha amenazado Trump, recordando que la economía estadounidense, "debido a las ganancias en los últimos dos años y medio, es mucho más grande que la de China. ¡Lo mantendremos así!".

Además, el presidente estadounidense ha solicitado a todos los operadores de transporte, incluidos FedEx, Amazon, UPS y la oficina de correos de EEUU, "que busquen y rechacen todas las entregas de fentanilo desde China (¡o en cualquier otro lugar!). El fentanilo mata a 100,000 estadounidenses al año. El presidente Xi dijo que esto se detendría, no lo hizo".

El Gobierno chino ha anunciado este viernes la imposición a partir del próximo 1 de septiembre de aranceles adicionales de entre el 5% y el 10% sobre 5.078 productos procedentes de Estados Unidos por un valor agregado de 75.000 millones de dólares (67.732 millones de euros).

La fecha de entrada en vigor de los nuevos aranceles establecidos por Pekín coinciden con las estipuladas por el Gobierno de EEUU, que entre el próximo 1 de septiembre y el 15 de diciembre gravará con un 10% adicional importaciones chinas valoradas en 300.000 millones de dólares (270.990 millones de euros).

En este sentido, el Ministerio de Finanzas de China ha señalado que "las medidas de EEUU han provocado la escalada de las fricciones comerciales y económicas entre China y EEUU, causando un gran perjuicio a los intereses chinos, estadounidenses y de otros países, además de haber amenazado gravemente los principios del libre comercio y el sistema multilateral de comercio".

El contraataque chino contempla la imposición desde el próximo 1 de septiembre de un arancel adicional del 10% sobre distintos productos como la carne de vacuno y cerdo procedentes de EEUU, mientras que se gravará con un 5% adicional las importaciones estadounidenses de soja o petróleo.

Asimismo, desde el próximo 15 de diciembre, China aplicará un arancel adicional del 10% sobre las importaciones estadounidenses de productos como el café, cítricos o diferentes clases de automóviles, mientras que comenzará a gravar con un 5% adicional a componentes de vehículos.

El pasado 13 de agosto, las autoridades estadounidenses acordaron retrasar al próximo 15 de diciembre en el caso de algunos productos, como teléfonos móviles u ordenadores portátiles, la entrada en vigor de los aranceles que gravarán desde el 1 de septiembre con un 10% adicional a importaciones procedentes de China por valor de 300.000 millones de dólares.