OCUPACIÓN TALIBÁN

Joe Biden defiende la salida de EE UU de Afganistán: "No podemos combatir en una guerra que el propio ejército afgano no quiere luchar"

El presidente de EE.UU. se dirigió este lunes 16 de agosto a los ciudadanos acosado por las críticas a su retirada de Afganistán. Biden mantuvo firme su decisión y criticó a los políticos y soldados afganos por haber desertado y dejado el país en manos de los talibanes.

ondacero.es

Madrid | 17.08.2021 09:18

Joe Biden defiende la salida de EE UU de Afganistán: "No podemos combatir en una guerra que el propio ejército afgano no quiere luchar"
Joe Biden defiende la salida de EE UU de Afganistán: "No podemos combatir en una guerra que el propio ejército afgano no quiere luchar" | EFE

El presidente de EE.UU., Joe Biden, defendió este lunes durante su primera comparecencia ante los medios tras el colapso definitivo de Afganistán, su decisión de retirar las tropas estadounidenses de Afganistán y culpó al Gobierno y al Ejército afganos del caos que se ha desatado tras el rápido avance de los talibanes y la toma de Kabul. "Los políticos afganos se han rendido, han huido (...). Nuestras tropas no pueden, ni deben luchar y morir en una guerra que las fuerzas afganas no están dispuestas a pelear".

"Cuántas vidas más debemos desperdiciar en Afganistán", se ha preguntado Biden. "No repetiré los errores que cometimos en el pasado. El error de quedarse y luchar indefinidamente en un conflicto que no es del interés nacional de Estados Unidos, de redoblar una guerra civil en un país extranjero, de intentar rehacer un país a través de interminables despliegues militares estadounidenses", ha dicho.

"No pudimos imprimirles la voluntad para luchar por su país"

A pesar de la multitud de críticas recibidas por parte de sus adversarios republicanos y de organizaciones defensoras de los derechos humanos que acusan a Washington de haber abandonado al pueblo afgano., Biden en el discurso a la nación desde la Casa Blanca, se mantuvo firme en su intención de acabar con la guerra más larga de la historia de EE.UU. "Me reafirmó por completo en mi decisión. Después de 20 años he aprendido de la manera más dura que nunca habrá un buen momento para retirar las tropas estadounidenses", además Biden puso el foco sobre los líderes afganos fugados, sobre quienes admitió que "les dimos todo lo que necesitaban. Les pagamos un sueldo, pero no pudimos imprimirles la voluntad para luchar por su país. Sus líderes políticos se rindieron y huyeron".

Rodeado de banderas estadounidenses, reiteró su promesa de que no enviará a más "hijos" e "hijas" a luchar en una "guerra civil" que deben resolver los afganos y que no está en el interés nacional de Washington. Hizo referencia a la guerra de Vietnam, que fue heredada por diferentes presidentes de EE.UU. durante 20 años, y prometió que ahora como jefe de Estado no pasará este conflicto a su sucesor, como sí hicieron sus antecesores. Barack Obama en su primer mandato "Llegó a tener más de 100.000 efectivos en Afganistán" recordó.

El objetivo es combatir el terrorismo

Biden recordó que EE.UU. invadió Afganistán en 2001 para evitar que el régimen talibán siguiera dando refugio a los terroristas de Al Qaeda y sin rendirse en la caza a Osama Bin Laden, el "cerebro" de los atentados del 11 de septiembre de ese año y que falleció en una operación estadounidense en Pakistán en 2011. "Lo hicimos. Redujimos con fuerza a Al Qaeda en Afganistán. Nunca nos rendimos en la caza de Osama Bin Laden hasta que lo eliminamos. Eso fue hace una década",

"Fuimos a Afganistán hace casi veinte años con objetivos claros", dijo Biden con la intención de acabar con los grupos terroristas que ejecutaron el mayor ataque extranjero en suelo estadounidense de la historia. «Nuestra misión en Afganistán no se suponía que era la de construir un país, o crear una democracia centralizada y unida. Nuestro único interés vital en Afganistán sigue siendo hoy el mismo de siempre: prevenir un ataque terrorista en suelo estadounidense".