Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

.

¡Ojo, mancha!

Sólo diré una cosa. La sombra de 'Kick-ass' es muuuuy alargada. Así pues, mientras esperamos que 'Kick-ass 2' se publique en España (seguramente esperen al estreno de la secuela por aquello de aprovechar el tirón), los fanáticos de la ultraviolencia y la sangre a borbotón están de enhorabuena con 'El extraño talento de Luther Strode'.

Mario Terol | Madrid | 24/08/2012

A pesar de que el protagonista ya no es el pringao que se enfundaba en un neopreno y aguantaba el chaparrón de hostias que le caía encima y su creador, el cara-de-buena-persona, Justin Jordan insista en filosofarnos sobre la calidad moral y/o existencial del ser humano y de cómo lo realmente importante no es tener poder, sino saber cómo gestionarlo. A pesar de eso, decía, las similitudes saltan a la vista. Y no sólo en el fondo, también en la forma. Ahora bien, está claro que Justin y Tradd Moore (dibujante de El extraño talento…), están empezando y no son ni el rey de las ideas simples pero efectivas Mark Millar (guionista de Superman Red Son, Wanted, The Authority y la citada Kick-ass, entre otras) ni John Romita Jr y eso se nota, sobre todo en la elaboración y evolución de los personajes, en el desarrollo de los acontecimientos (algunos inexplicablemente se quedan a medias, ¿habrá segunda parte, no?) el ritmo de la trama, los giros, etc. Entonces, ¿qué hay de malo en coger una buena idea, inflarla de clichés y llenarla de sangre hasta que rebose? Nada. De hecho ahí están Tarantino o Kitano, para darnos la razón. La diferencia es que debajo de todo eso haya algo más. Y creo que en esta ocasión no lo hay.

Luther Strode es el típico tirillas de instituto, con su típico amigo friki, su típica invisibilidad hacia el sexo femenino y sus típicos problemas en casa. Por si fuera poco, los típicos machacas de hermandad no paran de gastarle las típicas bromas. Algo tiene que cambiar en su vida y Luther decide probar suerte con el Método Hércules, un engañabobos de teletienda que solicita por Internet. Sorprendentemente, el método funciona y voilà Luther se convertirá en una especie de superhombre full equip. A partir de aquí, mejor ponerse el chubasquero para asistir al festival hemoglobínico: desmembramientos, intestinos, ojos fuera de lugar y todo tipo de casquería. Cuidado porque salpicará.

Edición original: The strange talent of Luther Strode

Publica: PANINI COMICS (Colección 100% Cult comics)

Guión: Justin Jordan

Dibujo: Tradd Moore

Formato: Libro con solapas. 144 págs. Color

PVP: 15€