Refuerzo de protocolos de seguridad

Osakidetza valora instalar cámaras y tarjetas electrónicas para acceder a las maternidades

Osakidetza tiene sobre la mesa para su estudio una batería de recomendaciones de un grupo de expertos en seguridad del paciente tras el secuestro del bebé recién nacido en el hospital de Basurto. Las propuestas en las que se trabaja inciden de manera especial en la identificación del personal de las maternidades y sobre el acceso de visitas y familiares.

Marian Ruiz

Vitoria | 15.11.2022 14:04

Imagen de archivo de un bebé recién nacido
Imagen de archivo de un bebé recién nacido | Europa Press

La consejera de salud ha explicado que en el caso de Basurto ya se han cerrado las puertas de acceso laterales del pabellón. Gotzone Sagardui ha asegurado que cada una de las siete maternidades de Osakidetza tiene que estudiar sus circunstancias. 'Hay medidas comunes fáciles de implantar en todas, pero hay otras que requerirán actuaciones sobre accesos, espacios y otros elementos arquitectónicos muy diferentes en cada centro'.

Mayor control en accesos

Se buscan mejoras en la gestión de los accesos al área de Maternidad mediante identificación de visitas y profesionales. Una de las medidas más novedosas podría ser el establecimiento de sistemas de apertura de puertas a la maternidad que se accionen mediante tarjeta electrónica identificativa, tanto para profesionales como para familiares. Y todo esto, según Sagardui, valorando la comodidad y el confort de las mujeres que acaban de dar a luz.

Identificación del personal

Otras cuestiones a las que apunta el grupo de expertos pasa por mejorar la identificación de los profesionales, a quienes se recuerda la obligatoriedad de portar de forma visible su tarjeta personal. Visto lo ocurrido en Basurto, también se reseña que hay que mejorar la custodia de los uniformes.

No me dejéis solo

La información a los padres sobre estos protocolos de seguridad se reforzará. Se volverá a dar en papel el material sobre atención al recién nacido, que por la pandemia se había suspendido. Se hará desde el embarazo, quedando incluso registrado en la historia clínica. Esto se complementará con vinilos gráficos en las cunas e infografías en las habitaciones