Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Desvelamos en El Transistor los tres motivos del desencuentro

El no fichaje de Otamendi uno de los detonantes de la crisis

Otamendi, Kangin Lee y Rafinha han sido los tres elementos de discordia que han roto la relación entre Mateu Alemany y el dueño del Valencia CF, Peter Lim.

ondacero.es
  Valencia | 29/07/2019
Otamendi celebra su gol ante el Burnley

Otamendi celebra su gol ante el Burnley / Getty Images

A la espera de la decisión que se tome o no en relación a la continuidad del director general Mateu Alemany, según ha podido saber Onda Cero, los tres puntos principales de fricción que desencadenaron esta crisis fueron Otamendi, Kangin Lee y Rafinha.

En el caso del coreano desde Singapur entienden que debería jugar muchos más minutos y que en caso de no hacerlo debería ser traspasado. La opinión de Marcelino es distinta. El técnico asturiano sabe que no va a poder disfrutar de muchas opciones teniendo por delante a Guedes y Cheryshev y que el futbolista asiático debería marchar cedido, y no traspasado, para crecer em otro equipo. Mateu Alemany secunda esta opinión.

Y el segundo punto de desencuentro y tal vez el más importante ha sido el no fichaje de Otamendi. Jorge Mendes ya había ideado una operación a dos bandas en la que participaría el agente luso y que significaba la salida de Diakhaby al Wolverhampton de Nuno traspasado en una cifra que serviría para realizar la compra de Nicolás Otamendi al Manchester City. Estaba todo acordado. Pero la operación no obtuvo el visto bueno de Marcelino quien confía plenamente en Garay y Paulista al entender que fueron dos piezas claves del éxito de la pasada temporada. El asturiano prefiere el perfil de un central que no venga para ser titular indiscutible y de ese modo no romper los códigos del vestuario con su gente de confianza.

Y el tercero ha sido Rafinha. Marcelino y Mateu saben que es el objetivo pero Peter Lim no quiere cerrar su fichaje. Ya a la vuelta de Singapur comenzaron las preocupaciones de ambos que se han visto reflejadas en esta crisis institucional por la que atraviesa el conjunto de Mestalla.