Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

cuyo contenido fue desvelado por un agente

Un juzgado investiga insultos y amenazas a Carmena en un chat de policías de Madrid

Un juzgado de Madrid investiga los insultos y amenazas vertidos contra la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, en un chat integrado por un centenar de policías municipales de la capital, cuyo contenido fue desvelado por un agente que consideró que podrían constituir un delito de odio.

EFE | Madrid | 20/11/2017

Manuela Carmena

Manuela Carmena / EFE | Archivo

Según han confirmado a Efe fuentes municipales, un juzgado investiga el contenido del citado chat en el que se llama a Carmena "vejestorio despreciable", entre otros insultos, y se dice: "Lo que es terrible es que ella no estuviera en el despacho de Atocha cuando mataron a sus compañeros".

"Que se muera la zorra vieja ya" es otro de los comentaros escritos en el chat, integrado por más de cien agentes municipales del tuno de noche en el que también se critica y amenaza a La Sexta, sobre todo a la periodista Ana Pastor.

Fuentes municipales han explicado que este asunto se conoció a finales de la semana pasada, cuando un agente denunció ante la Unidad de la Diversidad que el contenido de ese chat podría constituir un delito de odio, y se comunicó a la Dirección del Cuerpo.

El Ayuntamiento esperará a que haya una decisión judicial al respecto antes de tomar posibles medidas contra los agentes que hayan vertido esos asuntos y amenazas. Las fuentes han precisado que ese tipo de mensajes son "terribles" y preocupa enormemente "que un agente pueda estar enarbolando un discurso de odio, cuando su función es la de proteger a todo el mundo, independientemente de su origen, etnia, ideología, etcétera".

"Las afirmaciones que vierten sobre su superior, que a la vez es un cargo electo, la Alcaldesa de Madrid, son inadmisibles", añade, y reitera que ahora el asunto está en manos de un juez."

"Tenemos la absoluta convicción de que este tipo de actitudes son minoritarias dentro de Policía Municipal y no podemos dejar que la actitud y comportamiento de determinados individuos manchen la imagen de un cuerpo que desempeña una labor imprescindible en la ciudad, un cuerpo en el que la discriminación y el delito de odio no cabe en ningún caso", añaden las fuentes municipales.