la signatura

Todo a la liga

No queda otra. Tras la decepción europea por segundo año consecutivo el Barcelona debe centrarse más que nunca en la lucha por reconquistar la Liga. Es un torneo muy prestigioso que hace ya algunas temporadas que no ganó el Barcelona y que por tanto contribuiría a empezar a ilusionar a la afición y a reconducir la actual deriva deportiva de fracaso en fracaso en todas las competiciones.

La temporada aún es muy larga y hay muchos trofeos por conseguir. Todavía el Barcelona tiene tiempo de revertir la situación y convertir la actual decepción es una temporada con más alegrías que sinsabores e incluso con un buen balance final si conquista más títulos. Y tendrá mérito porque el actual Real Madrid es un equipo muy sólido y muy competitivo y ganar esta liga significaría un cambio de tendencia y empezar a pensar que los cimientos del proyecto de Xavi y el Barcelona empiezan a asentarse.

La liga, con todos los respetos al Atlético de Madrid, será una competición de dos y en la que no habrá muchos fallos por lo que se está viendo hasta ahora y hay que sea determinante puntuar en todos y cada uno de los campos como el de el Valencia de este fin de semana, un escenario muy hostil para los Blaugrana y en el que el partido cobra un doble interés para no generar más dudas en el entorno del barcelonismo y del equipo.

Pero este Es un Barcelona de vaivenes, irregular y que salvo contadas ocasiones no ha estado a la altura ante los equipos grandes. Contundente y duro con los débiles, ha arrollado en muchos de los partidos de la liga pero ha fallado en las grandes citas y ante los grandes rivales . Esa es su reválida y su prueba de fuego. Debe pasar algún test de máxima exigencia para que pensemos que puede ser un equipo lo suficientemente fiable como para ganar en cualquier escenario. Creo que tiene mejor plantilla de la que ha demostrado hasta ahora , si bien es cierto que la multitud de lesiones y sobre todo que la mayoría eran en las mismas demarcaciones de la defensa, le han penalizado y costado muy caro en las últimas semanas.

Le quedan cuatro partidos antes del parón. Tres de liga y el viaje a la República Checa en la despedida de la Champions. Es obvio decir que no puede ni debe fallar, en especial en la liga donde con un poco de fortuna puede irse al Mundial casi a la par Del Real Madrid habiendo jugado ya en el estadio Santiago Bernabéu. No. No será un mal panorama.