Campaña contra la trata sexual

El Ayuntamiento de Burgos lanza una polémica campaña contra la prostitución que apunta a las mujeres como cómplices

El consistorio ha retirado los carteles tras la lluvia de críticas alegando una "confusión de interpretación", aunque mantiene la iniciativa.

ondacero.es

Madrid | 22.09.2021 20:32

El Ayuntamiento lanza una polémica campaña contra la prostitución que apunta a las mujeres como cómplices
El Ayuntamiento lanza una polémica campaña contra la prostitución que apunta a las mujeres como cómplices | Ayuntamiento de Burgos

El Ayuntamiento de Burgos se ha visto envuelto en polémica tras los carteles de su nueva campaña contra la prostitución y la trata sexual. Los burgaleses han criticado duramente la iniciativa dirigida por el socialista Daniel de la Rosa en la que se señala a las mujeres como cómplices.

El consistorio ha lanzado varios carteles que apunta a los proxenetas y a las mujeres como principales partícipes de la prostitución y la trata sexual. "Mercedes, de 53 años. Es conocedora de que su hija de 16 años ejerce la prostitución. Ella prefiere no decir nada y mirar hacia otro lado porque trae dinero fácil a casa", es uno de los mensajes de la campaña. En el otro cartel se puede leer: "Sandra, 62 años. Contacta con chicas a las que engaña con promesas de trabajo para luego terminar en una red de trata y explotarlas sexualmente. La polémica nace al focalizar el problema en la madre que acepta que su hija se prostituya "por obtener dinero fácil" o en la mujer capta a chicas para "explotarlas sexualmente".

Los carteles ya han sido retirados

Los dos carteles que apuntan hacia las mujeres ya han sido retirados alegando "confusión de interpretación", aunque la iniciativa ha seguido adelante a pesar de la polémica. Desde la Concejalía de la Mujer han pedido disculpas "a aquellas personas que pudieran haberse sentido ofendidas". Según la concejala de Mujer, Aída Estrella Paredes, el resto de carteles se mantendrán dentro de la campaña, porque "indudablemente el foco está más claramente puesto en el consumo".

Otros carteles controvertidos muestran a un usuario de páginas web "donde se cuelgan vídeos de abusos sexuales a menores" y a joven que, a pesar de presenciar agresiones diariamente de camino al trabajo, "nunca llama a la policía".

Las críticas no han dejado de sucederse en redes rechazando la iniciativa. Las asociaciones feministas como Hypatia de Burgos también han manifestado su repulsa hacia este tipo de campañas que "no van dirigidas a señalar a los puteros, la piedra más importante, si no a culpabilizar a las mujeres", tachando los carteles de "misóginos".

Podemos Burgos pidió la retirada de los carteles por la visión "desfocalizada" de la campaña, además de la reedición de la campaña de 2019, cosa que también piden desde las asociaciones feministas, ya que solo se enfocaba en los clientes de la prostitución.

La portavoz del grupo, Marga Arroyo, portavoz del grupo municipal, describe la campaña como "absolutamente delirante", además de ser "un remix de cuestiones que despistan". Arroyo cree que el objetivo debería ser "sacar la prostitución de la ciudad y poner el foco en el consumidor", fin que se ha visto mezclado con "la pornografía infantil y las agresiones en las calles". Pablo Fernández, coportavoz del grupo morado y coordinador general de Podemos Castilla y León, ha protestado en su perfil de Twitter ante esta campaña "inaceptable".