Revisión de niveles de alerta

Salud Pública analiza el nuevo semáforo covid

De aprobarse, y si Salud Pública siguiese las recomendaciones establecidas, se podrían aplicar las restricciones de horario y aforo en la hostelería y ocio nocturno del nivel de alerta 2, cuyos parámetros de incidencia y hospitalizaciones ya se cumplen en Aragón, por el aumento de contagios.

Redacción

Zaragoza | 23.11.2021 13:58

En nivel 2, el ocio nocturno cerraría a la 1:00 según el nuevo semáforo
En nivel 2, el ocio nocturno cerraría a la 1:00 según el nuevo semáforo | Getty Images/Rob Pinney

La Comisión de Salud Pública podría aprobar esta tarde el nuevo semáforo COVID, un documento que actualizará los indicadores de riesgo para analizar la evolución de la pandemia y las medidas recomendadas en cada nivel de alerta. Si ahora mismo entrará en vigor ese semáforo, los restaurantes y bares aragoneses deberían cerrar el interior a las once de la noche y el ocio nocturno a la una de la madrugada.

Son las medidas que lleva aparejado el nivel de alerta 2, que se activará cuando la incidencia global de contagios se sitúe entre 100 y 300 casos por 100.000 habitantes a 14 días, cuando la ocupación de las UCI entre el 10 y 15% y cuando la incidencia del covid en los mayores de 65 años se sitúe entre 50 y 150 positivos por 100.000.

OCIO NOCTURNO

En Aragón ya se alcanzan estos indicadores por lo que, de aplicarse la recomendación, se reducirían aforos en pubs y discotecas y volverían a adelantar el cierre. El portavoz del ocio nocturno, Alberto Campuzano, lamenta que el sector vuelva a ser pagano de las restricciones. “Sería muy injusto porque hemos hecho las cosas bien”, dice, “y ahora mismo el mayor foco de contagios son los colegios y no los restringen ni los cierran ni tampoco los puestos ordinarios de trabajo”.

Campuzano dice además que la aprobación de este nuevo semáforo coincide con los trámites para aplicar el pasaporte Covid. No considera adecuadas ninguna de las dos medidas para afrontar la pandemia. El ocio nocturno ha estado cerrado la mayor parte de la pandemia pero eso no ha evitado sucesivas olas de contagios. “Es una clara coacción de la administración”, apunta, “o tienes sopa o pan, elige”. “O te aplico el semáforo o el pasaporte. O vulnero derechos fundamentales y el de la gente a vacunarse o no y los discrimino, o te cierro”.