en un entorno real

Málaga estrena el primer autobús sin conductor de Europa

El autobús ha circulado desde el puerto marítimo de Málaga hasta el Paseo del Parque, lo que le ha convertido en el primer autobús sin conductor de Europa en circular en un entorno real.

ondacero.es | EFE

Madrid | 20.02.2021 19:50

Málaga estrena el primer autobús sin conductor de Europa
Málaga estrena el primer autobús sin conductor de Europa | EFE

Málaga ha estrenado el primer autobús sin conductor de Europa que opera en un entorno real. Según informa la empresa Avanza, este sábado ha comenzado a circular, transportando a los que han sido sus primeros pasajeros.

El bus ha causado mucha impresión entre los usuarios al circular de manera autónoma en líneas rectas y curvas poco pronunciadas, aunque en algunas ocasiones ha sido manejado por el conductor que supervisaba las operaciones.

Además, este vehículo pionero, está programado para ir a una velocidad máxima de 18 kilómetros por hora, aunque sí que puede alcanzar una mayor velocidad y es "mucho más silencioso" que los vehículos a motor porque cien por cien eléctrico, tal y como recuerda el gerente de operaciones de la división sur de la empresa Avanza, José María Sanabria.

Esta iniciativa a la que han llamado AutoMost, ha sido financiada con 9 millones de euros. Y aunque no está pensada para que tenga un uso comercial inmediato, porque está todavía en fase de investigación y aprendizaje, los españoles los primeros en poder probarlo.

Primer viaje

El primer viaje de este autobús sin conductor se ha realizado a las 10:30 horas de este sábado 20 de febrero y ha ido desde el puerto marítimo de Málaga y se ha dirigido hacia el Paseo del Parque. En un principio, este recorrido estaba diseñado para transportar a los cruceristas que desembarcaran en Málaga hasta el centro urbano, pero la pandemia del coronavirus ha trastocado estos planes.

Esta prueba que se ha realizado en Málaga es la primera de Europa con un autobús sin conductor que se ha hecho con interacción real con la ciudad y vehículos, peatones, ciclistas o infraestructuras como semáforos y señales. Aunque es verdad que ya se había probado en lugares como polígonos industriales o universidades.