DESDE EL PASADO VIERNES

La Junta destaca un descenso en el número de ingresos en hospitales y de ocupación de camas UCI

El vicepresidente de la Junta de Andalucía y también consejero de Turismo, Juan Marín, ha hecho estas consideraciones a preguntas de los periodistas durante un acto en Granada en el que ha destacado un descenso en el número de ingresos en hospitales y de ocupación de camas UCI desde el pasado viernes.

EFE

Granada | 08.02.2021 13:03 (Publicado 08.02.2021 13:09)

Ha asegurado que las restricciones para frenar al coronavirus se adaptarán a los informes de los expertos también para la Semana Santa, por lo que solo espera mejoras en la movilidad en las localidades que bajen la incidencia del virus.

Marín ha pedido que estas cifras, con una tendencia a la baja, no se interpreten con un tono triunfalista porque no significan que la tercera ola de la covid haya acabado, aunque también ha confiado en que el alivio de la presión hospitalaria continúe en las próximas semanas.

Sobre una posible flexibilización de las restricciones para la próxima Semana Santa, Marín ha recalcado que las medidas responderán, también para este periodo vacacional, al criterio de los expertos y a la evolución de la pandemia.

"Desearíamos poder ir a una situación de normalidad pero nos tememos que eso no va a ser así", ha resumido el vicepresidente andaluz, que ha recordado que ya se han suspendido los Carnavales, la Feria de Abril de Sevilla o los Patios de Córdoba, y que se avanza hacia una "Semana Santa diferente".

Entre las opciones, Marín ha reconocido que se podrían relajar algunas restricciones de cierres perimetrales, pero que esa mayor movilidad respondería a una esperada bajada de la incidencia de la covid y no al hecho de que llegue la Semana Santa.

"A partir de ahí, si la situación sanitaria evoluciona de una forma que en este momento no parece que vaya a ser, se tomarían las decisiones que sean recomendadas siempre por los expertos", ha añadido Marín, que ha pedido a la sociedad que mantenga la cautela y las medidas de control y precaución.

El vicepresidente andaluz ha descartado tomar medidas más restrictivas porque todas las opciones están ya sobre la mesa después de que el Gobierno central no haya permitido el modelo de confinamiento inteligente para localidades con tasas elevadas de contagios, como la Junta habría deseado para La Línea (Cádiz).

"Nos hubiera gustado pero no teníamos la herramienta jurídica ni para eso ni para adelantar el toque de queda", ha reiterado Marín, que ha vuelto a pedir a la sociedad que reduzca la movilidad y se autoconfine.

Sobre el ritmo de la vacunación, Marín ha reconocido que Andalucía no puede garantizar que la inmunidad llegue al 70 % de la población para el verano porque se está vacunando a un ritmo más lento del deseado.

"Lo que no tenemos es vacunas, tenemos capacidad para poder vacunar a 350.000 personas a la semana pero no tenemos esas dosis", ha indicado Marín, que ha dicho que eso "no es culpa de nadie" y ha apostado por la colaboración de todas las administraciones.