Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

EL SERBIO, CONTRA LAS CUERDAS

Novak Djokovic suda y sufre para ganar a Schwartzman en tercera ronda del Roland Garros

Novak Djokovic superó con muchísimos apuros la tercera ronda del Roland Garros. El serbio ganó a Schwartzman en más de tres horas en un partido que se alargó a los cinco sets y que terminó por 5-7, 6-3, 3-6, 6-1 y 6-1. "Esperaba un partido difícil, con mucho juego desde el fondo de pista", comentó 'Nole'.

EFE | Madrid
| 02/06/2017
Djokovic celebra una victoria

Djokovic celebra una victoria / Getty Images

El serbio Novak Djokovic, número dos del mundo y vigente campeón de Roland Garros, sudó tinta ante el argentino Diego Schwartzman, 41 del mundo, al que venció en cinco sets (5-7, 6-3, 3-6, 6-1 y 6-1) que se prolongaron tres horas y 19 minutos.

Schwartzman, de 24 años y 1,70 de altura, puso contra las cuerdas al serbio, aunque se derrumbó en los dos últimos sets fruto de los problemas físicos debido esfuerzo titánico que había realizado. "He entrado al partido optimista, me sentía bien por los otros partidos jugados en París. Esperaba un partido difícil, con mucho juego desde el fondo de la pista. Enhorabuena a Diego por la gran batalla. Ha jugado muy, muy bien", dijo al término del partido Djokovic.

En esta tercera ronda, el serbio se encontró con muchas más dificultades que en las otras dos, frente al español Marcel Granollers y el portugués Joao Sousa, ante los que no cedió una manga. Ante Schwartzman, 'Nole' se mostró errático en varias fases del encuentro y sólo se afinó cuando su rival, un especialista en tierra batida, empezó a flaquear físicamente, con molestias en una muñeca y en la espalda.

Aunque inició el set con un 4-1, Djokovic acabó por ser superado por el argentino, que le forzó a jugar bolas largas desde el fondo de la pista. El segundo set, a pesar de ganarlo, el tenista de Belgrado tuvo su momento de irritación, cuando tiró la raqueta al suelo, y al final del encuentro volvió a 'calentarse' y se encaró con el árbitro.

Schwartzman, que en el único partido que había jugado con el serbio había sido 'masacrado' por 6-1, 6-2 y 6-4 en el Abierto de Estados Unidos de 2014, fue al ataque hasta que las fuerzas se lo permitieron. Con un 2-1 favorable, no fue capaz de cerrar el partido ante un Djokovic mucho más preciso en sus golpes en el tramo final. Observado por su nuevo instructor, el legendario André Agassi, Nole calmó sus ánimos y endosó a su rival un doble 6-1 en las dos últimas mangas.