Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

EL MONÓLOGO DE ALSINA

Fluvi tiene al cobrador del frac todo el día persiguiéndolo

Les voy a decir una cosa.

¡Gracias, Zaragoza, por vuestra fidelidad y vuestra compañía. ¡Gracias y buenas tardes, Zaragoza! Gracias, gracias.

Carlos Alsina | @carlos__alsina  | Zaragoza | Actualizado el 19/07/2018 a las 04:30 horas

Fluvi, la mascota de la Expo de Zaragoza

Fluvi, la mascota de la Expo de Zaragoza / Agencias

Hoy es el día de Acción de Gracias y he querido venir a dároslas personalmente. Muy contentos de estar en Zaragoza de nuevo. Porque Zaragoza es una ciudad con solera. Zaragoza, capital del cierzo. Zaragoza, capital de la bicicleta (qué piernas estáis echando) y capital del tranvía. Y de las obras del tranvía, pero ya se terminaron, ¿no? Las de la línea 1. Ahora hay que hacer la línea 2. Ya veréis como es visto y no visto, ni os váis a enterar. También parecía que la huelga de autobuses iba a ser el apocalipsis y oye. Lo fue durante unos días. Semanas más que días. Meses más que semanas.

Pero ha vuelto la normalidad...de momento. Con esta huelga se le estaba poniendo a Belloch una cara de Ana Botella que hasta a Aznar le empezaba a parecer un tipo atractivo. Políticamente no, sólo físicamente. La vida de alcalde es dura. Siempre esforzándose por teneros contentos. Y proponiéndoos proyectos que os ilusionen. Ahora vais a ser candidatos a la capital verde europea en 2016. Está muy bien. Dices: mientras no cueste lo que la Expo. Es verdad que aquello costó dinero. Y ha dejado un poco de deuda. Y un montón de edificios que no hay manera de colocarle a nadie a un precio interesante. Ríete tú del banco malo que montó Luis De Guindos.

A veces con la economía sostenible pasa eso, que no se sostiene. Fíjate Fluvi, lo entrampado que se quedó ese hombre. Bueno, esa gota. Fluvi. Tiene al cobrador del frac todo el día persiguiéndolo. Menos mal que los niños le avisan: “Cuidado, Fluvi, que te deja seco”. Esto a Fluvi ya se lo avisó Curro, que fue la mascota de la Expo de Sevilla, ¿os acordáis? El pájaro con la cresta y el pico de colores. Estaba el de los JJOO, Coby, que era así más intelectual, abstracto, y estaba Curro, que era más básico, más de soy un pájaro, tengo alas y pico y ya está. Aunque se llamaba Curro, su puesto de trabajo era temporal, claro, empleo precario del que se creaba en los noventa (el de ahora también es precario pero aún no se crea).

En cuanto terminó la Expo, tuvo que buscarse la vida. ¿Usted qué sabe hacer? ¿Yo? Ser mascota. Chungo, porque nadie quiere una mascota que ya está usada. Lo intentó con los clubes de fútbol de la capital, pero al Sevilla acababa de llegar Maradona y el Betis ya tenía a Lopera, o sea, que el espectáculo lo tenían los dos cubierto. Entonces Curro habló con Espinete a ver si le encontraba alguna cosa en televisión. Mándame un currículum, le dijo. Pero se le coló Don Pimpón, que venía recomendado por un ministro con el que mantenía una relación que nunca fue suficientemente aclarada. Espinete le dijo a Curro: oye, con ese pico de tantos colores podrías ser camarero en el orgullo gay, pero claro, eso era una vez al año y él necesitaba algo más permanente.

Al final, a la Junta de Andalucía le dio tanta pena que metió a Curro en un ERE falso para que pudiera cobrar el paro. Ahora está a la espera de que le impute la juez Alaya. Está el hombre ahí, guardando sus papeles en el maletín de Salvador Bachiller que le ha regalado la UGT. Maletín falso. Si los ERES son falsos a ver por qué los maletines van a ser auténticos. Pues como citen a declarar a Curro, preparaos. Lo que puede soltar por ese pico la criatura. Incomprensible que el pobre Curro haya caído en el olvido, ¿verdad?, siendo el símbolo de lo que más escasea siempre en España, que es...el curro.

Por eso es importante que mantengáis vivo el recuerdo de Fluvi. Cuando luego volváis a casa, coged ese vaso azul que todos comprasteis por un euro. (¿No es verdad que todos comprasteis un Fluvi? ¡Pero si es verdad que todos veraneáis en Salou! Estuve en Salou y me dijeron: a ver si siguen estirando el tranvía y llega ya hasta aquí). Mimadlo. Ponedlo allí, en el centro de la mesa, que se sienta apreciado. Fluvi. En realidad, iban a haberlo llamado “Gotica”. Se descartó porque aquí sois muy de poner las tildes donde os da la gana y en lugar de gotica ibáis a decir “gótica” e iba a parecer que la mascota era hija de Zapatero.

Oye, Zapatero ha escrito un libro que está siendo el acontecimiento literario del otoño. En Madrid, que sabéis que la gente es muy de leer en el metro -aquí sois más de bicicleta, y eso para leer no ayuda-, en el metro todo el mundo va leyendo el libro de Zapatero. Clandestinamente. A la gente le da pudor que se sepa. Le quitan la cubierta y se la cambian por El tiempo entre costuras. Pero se les nota por la cara que ponen mientras van leyendo. Cara de vegetariano en La vaca argentina, disgustado. Y se nota porque de vez en cuando dicen cosas. Cosas como “ya te vale”, “anda que no podías haberlo pensado antes”. Claro, porque van leyendo lo que cuenta Zapatero.

· “Seguramente tardé demasiado en admitir la crisis”. Y el lector dice: “¡ya te digo!”

· “Pero conste que nunca quise engañar a nadie”. “Anda, veeeenga hombre”.

· “Viéndolo con perspectiva, creo que todo lo que hice fue muy razonable”. Y ahí el lector ya estalla y le dice al de al lado: “¿Usted se lo puede creer, que aun dice que gobernaba bien?”

Y el de al lado responde: “¿Quién, Sira Quiroga?”

El de Solbes también es interesante, pero nueve de cada diez neurólogos advierten que no debéis leerlo las personas que tengáis el sueño muy profundo. Porque no despertaréis.

Que sepáis que yo he venido a Zaragoza con la esperanza de entender, por fin, qué significa el concepto éste que es: “somarda”. El somardismo. Me dicen: “es que el humor aragonés es muy a lo somarda”. Uno que las deja caer, así como diciendo. Que parece que se hace el tonto y de pronto te suelta ya una cosa breve y contundente. Una mazada. No sé si tendrá algo que ver con somarda pero cuando venía para acá esta tarde, andaba un poco perdido y le pregunté a una señora:

 

-       ¿Sabe usted si la sede del gobierno aragonés está por aquí cerca?

Me dijo: “Claro”.

-       ¿Claro que está?

-       No, claro que lo sé.

-       ¿Pero sabe que está o que no está?

- Ah, eso ya son más preguntas.

 

Le leí a José Luis Cano en su blog este sucedido que me parece maravilloso. Un amigo de Calanda que escuchó la siguiente conversación entre el funcionario del ayuntamiento y una señora. Le dice el funcionario:

-       Aquí tendrá que firmar también alguien de su familia, señora.

-       ¿Y quién de mi familia?

-       No sé, cualquiera, su marido mismo.

-       Uy, mi marido de la familia, si ni siquiera es del pueblo.

Somarda y saber cantar la jota, ésas son, digamos, las exigencias mínimas para considerarse aragonés. Yo conocí a uno a había nacido en Huesca pero no sabía poner los pulgares así, por dentro de la faja (ni echar la espalda así para atrás). Suspendió el examen de aragonesismo y lo desterraron. Y en señal de protesta se hizo nacionalista catalán. Se llamaba Durán i Lleida. Se hizo nacionalista catalán porque no le dejábais cantar jotas. Así se escribe la historia. Asumid vuestra responsabilidad.

Si al final Artur Mas se sale con la suya vais a ser región fronteriza. Pondrán la aduana en Fraga. Claro, porque Cataluña no será UE y habrá que los maleteros y hacer el cambio de moneda. La moneda será el carod. Dices: no, que eso también es aragonés. Y el AVE tendrá que parar para el control de pasaportes. Con lo que ha costado que ese tren fuera rápido. Los aragoneses podréis entrar sin visado, pero los madrileños...

Ha estrenado TV3 un nuevo programa de reportajes, igual habéis visto algunas imágenes esta semana. Se llama “ArturMases por el mundo” y cuenta cómo viven en otros países los Artur Mas que se han ido a conocer otros países. El primer programa sobre un Artur Mas que vive en Israel. Se le veía ahí con la kipá en el muro de las lamentaciones diciendo: hay que ver lo parecida que es la historia de Israel a la de Cataluña.

El segundo era sobre un Artur Mas que vive en la India. Salía con una guirnalda al cuello y comentaba: hay que ver lo parecida que es la historia de la India a la de Cataluña. Y ahora van a hacer uno en el que sale Artur Mas en Aragón, visitando el Pilar y diciendo: es que no tienen nada que ver la historia de Aragón y la de Cataluña.

La dirección de TV3, como ahora están las teles autonómicas apretándose, les ha pedido a los productores del programa que gasten menos. ¿No podíamos hacer ArturMases en Andorra, que es más barato? Ah no, a Andorra sólo van los JordiPujoles, (con las bolsas), no podemos estar mezclando cosas. La historia. A ver si luego nos da tiempo a hablar de Ramiro II, que los historiadores dicen que era un rey inusual porque antes había sido obispo y después se hizo monje (y entre medias se buscó una viuda francesa para que le diera una hija).

Los historiadores dicen que fue un rey raro por esto, pero yo creo que lo verdaderamente raro de Ramiro es que era un rey que se fiaba de su yerno, Ramón Berenguer. Conde de Barcelona. Cuando Ramiro fusionó el condado con el reino nació la Corona de Aragón y, en conmemoración de aquello mandó construir un hotel que todavía sigue en pie.