OPINIÓN

Monólogo de Alsina: "Feria en Córdoba y regata en Sanxenxo"

Carlos Alsina reflexiona en su monólogo sobre la llegada del rey Juan Carlos a Sanxenxo en la que es su primera vez en España después de casi dos años viviendo en Emiratos Árabes.

Carlos Alsina

Madrid | 20.05.2022 08:37

Encomendándonos hoy a Nuestra Señora de la Salud, no por la viruela del mono, que ya ha dicho Fernando Simón que no va a ser nada -la virgen nos ampare- sino porque estamos en Córdoba.

Y a sólo doce horas del encendido de la portada y el alumbrado de la feria. Recuperada la feria con permiso de la pandemia, y del mono, y listas ya todas las casetas para recibir al público sin restricciones y sin mascarilla.

Habrá música, habrá conciertos, y pasacalles y maratón de coros rocieros. Lo único que no va a haber en el Arenal son regatas. Club náutico sí que hay, pero en el embalse de la Breña. Por eso el rey Juan Carlos en lugar de venirse a Córdoba, y a la feria, se ha quedado en Sanxenxo.

La imagen del día: Un avión no identificado tomando tierra con el rey expatriado dentro

Es la imagen del día. Bueno, del día de ayer. Un avión no identificado -quiero decir, sin bandera de España ni nada- tomando tierra en Vigo con el rey expatriado dentro.

Ayer nos preguntábamos en qué avión vendría. Si había vuelo directo de Ryanair Abu Dabi-Sanxenxo. Y hoy ya sabemos que voló en un avión alquilado. Alquilado no se sabe por quién. El aparato pertenece a una compañía de Angola y está matriculado en Aruba.

La empresa, de Angola; el aparato, de Aruba… Muy cerca de Abu Dabi no cae. Ni de Vigo. Pero por cien mil euros te recoge y te lleva a donde tú quieras.

Don Juan Carlos llegó como un pasajero más. Lo único que le diferenció de cualquier turista es que estuvo exento de pasar la cola de inmigración

Don Juan Carlos llegó, por tanto, como un pasajero más. Si acaso, lo único que le diferenció de cualquier turista, a parte de que no llevaba bermudas, es que estuvo exento de pasar la cola de inmigración.

Un coche lo recogió en la pista, a pie de escalerilla, y se lo llevó para la casa de Pedro Campos, ya conocido en toda España como el amigo del rey. El hombre que lo ha invitado a venir con la excusa de la regata.

La historia del rey que abandonó su país sin explicar por qué

Muchos periodistas narrando para sus medios este momento histórico (la pequeña historia del rey que abandonó su país sin explicar por qué) y preguntas lanzadas al aire a ver si se animaba el visitante a responder alguna.

Qué ha sentido, qué ha sentido. Pues qué va a sentir. La emoción de volver a casa aunque sea en estas circunstancias tan rarunas y sin tener, en realidad, casa a la que volver. Un país preguntándose dónde dormirá este hombre.

A estas horas estará amaneciendo don Juan Carlos en casa del amigo Campos. Qué responsabilidad, eh, tener a un rey alojado en tu casa. Aunque esté jubilado (o sea, emérito). Qué le pones de desayunar. Sólo tengo servilletas de papel, señor. Y cereales no me quedan.

Se fue investigado por haber ocultado mucho dinero a Hacienda (como se demostró) y sin que nadie explicara qué tienen los Emiratos Árabes para haberse convertido en su patria de acogida

Después saldrán los dos para el puerto deportivo y allí estará de nuevo la prensa lanzando preguntas a ver si hay suerte. Hoy dicen algunas crónicas que esta forma tan poco discreta de llegar y de moverse tiene muy disgustada a la Casa del Rey y a la Moncloa.

Pero, qué quieres, volviera como volviera iba a haber una legión de periodistas esperándole. Es el rey. Jubilado y lo que tú quieras, pero rey. Y se fue de este país en 2020, primera ola de la pandemia, de una forma también raruna, investigado por haber ocultado mucho dinero a Hacienda (como se demostró) y sin que nadie, empezando por él, explicara qué tienen los Emiratos Árabes para haberse convertido en su patria de acogida.

Está Córdoba para no perdérsela

Pero bueno, que nosotros estamos aquí para contarle a España lo agradable que es el calor de Córdoba en el mes de mayo -mes cordobés por excelencia-y para animar al resto del país a conocer la ciudad y disfrutar de estos días de feria. Que está Córdoba para no perdérsela.

Se entera el emir de Catar y se compra el Arenal entero. Será por dinero. Ya hemos visto esta semana que va el catarí va sobrado. Se le cae de los bolsillos. ‘Señor emir, que se le han caido al suelo cien millones de euros’. ‘No pasa nada, cómprate algo, Pedro, cómprate algo’.

Se entera el emir de Catar y se compra el Arenal entero. Será por dinero. Porque no le ha echado el ojo a la mezquita. Si no, igual se la venden

Porque no le ha echado el ojo a la mezquita. Si no, igual se la venden. ‘Cambio gas licuado por mezquita de Córdoba’. Dices: no puede ser. Bueno. Dale tiempo al Gobierno. Al emir catarí se le consiente todo.

A ver, de emires algo sabéis en Córdoba, ¿no? No estaríamos aquí si no hubiera existido Abd Al Rahman, para los de la EGB, Abderramán. El primer emir independiente que tuvo Córdoba. Vuestro primer presidente autonómico. Cuando Al Ándalus se reconoció a sí misma como nacionalidad histórica y reclamó más autogobierno y traspaso de competencias al califato de Damasco. Sin referéndum ni nada.

Visto así, Juanma Moreno es sucesor de Abderramán. Con permiso de Vox, que igual la idea de investir a un Abderramán no le resulta cómoda

El Califato Omeya era una sucesión de territorios muy distintos, con costumbres diversas y gobernantes de todo tipo. Plurinacional, como dice Bendodo. Y ahí, Aderramán vio la oportunidad y nos emancipó.

O sea, que visto así, Juanma Moreno es sucesor de Abderramán. Políticamente. Si a Pere Aragonès le llaman el centésimo segundo presidente de la Generalitat (los independentistas, que cuentan desde 1360), Moreno puede ser el centésimo segundo emir de Córdoba. Juan-de-rra-mán VI.

Con permiso de Vox, que igual la idea de investir a un Abderramán no le resulta cómoda.

Se han enfadado otra vez los de Podemos con Yolanda

Luego hablamos de cómo lleváis la campaña electoral. Hay urnas andaluzas dentro de un mes menos un día, qué nervios. Y aquí se presentan quince candidaturas, he leído. Quince. El PP, el PSOE, Ciudadanos, Vox, Adelante Andalucía y todas las que no van en la nave nodriza que amadrina Yolanda Díaz. Por Andalucía, eso es.

Se han enfadado otra vez los de Podemos con Yolanda. (Esta relación ya no remonta). Se han enfadado porque ella ha registrado una marca electoral, Sumar, sin decirles nada a ellos.

El proceso de ninguneo persistente a que los tiene sometidos la vicepresidenta tiene un punto de regodeo, ¿no? Sabe que lo que peor lleva Pablo Iglesias es que lo ignoren

Lo que les hace pensar que Yolanda cree que ellos no suman. Qué linces. El proceso de ninguneo persistente a que los tiene sometidos la vicepresidenta tiene un punto de regodeo, ¿no? Sabe que lo que peor lleva Pablo Iglesias es que lo ignoren. Pues ella va y lo ignora. Ni escucha su podcast ni nada.

Estamos a un paso de que le pregunten por Pablo Iglesias y ella diga ¿Pablo, qué? Iglesias, ese señor del que usted me habla.