OPINIÓN

Monólogo de Alsina: "El pim pam pum Escrivá"

Carlos Alsina reflexiona en su monólogo sobre Yolanda Díaz y todos aquellos que han criticado las palabras del ministro José Luis Escrivá acerca de la edad de jubilación y las pensiones.

Carlos Alsina

Madrid | 29.09.2021 08:48

Desde hace ocho horas crece la isla de la Palma. La lava que expulsa el volcán de La Palma alcanza ya el mar. O evacúa al mar. La más reciente de las riadas superó la carretera de la costa en Los Palacios, arrolló las fincas plataneras y llegó hasta un acantilado junto a la playa de los Guirres.

El lugar donde la lava está desembalsando en el mar no está muy lejos de Punta Lava. ¿Y ahora qué? Pues ahora, nada. O todo lo que ya venía pasando. La erupción sigue, la vomitona de lava sigue y no es posible aún saber hasta cuándo. Nieves Sánchez, del CSIC, lo subrayaba anoche en la Sexta. Que la lava llegue al mar no cambia el hecho de que aún queda magma por salir. Estamos empezando el undécimo día de volcán.

El rapapolvo de la presidenta del Congreso a los diputados

En una hora hay sesión de control al Gobierno (y la oposición) en el Congreso. Poco o nada aprovechable acostumbra a salir de estas competiciones de ingenio, pero hoy al menos podrá medirse el efecto que haya tenido en sus señorías el rapapolvo de la presidenta de la Cámara. Meritxel Batet, horrorizada por la imagen que trasladan los diputados de sus debates. Ay, si sólo fuera una imagen, presidenta.

No, no es una imagen. Y afortunadamente la voz de la democracia no es patrimonio exclusivo de sus señorías. En justicia habrá que decir que hay diputados de toda clase. Los hay rigurosos, trabajadores, duros en el debate pero educados, y los hay gañanes, zafios, ociosos y maleducados. Diputados y, por supuesto, diputadas. Casi siempre los que vocean, patean, interrumpen e insultan son los más grises, previsibles y pelmazos cuando suben a la tribuna. Si es que suben, porque algunos siguen inéditos.

Afortunadamente la voz de la democracia no es patrimonio exclusivo de sus señorías. Al hemiciclo van buscando soltar una pedrada que les dé notoriedad, no entrar a analizar en serio nada

Esta mañana veremos. Pero no se hagan ilusiones. Es posible que hoy nadie llame bruja a nadie, ni fascista, es incluso posible que medio Parlamento no llame al otro medio la anti España, pero eso tampoco garantiza que los mini-debates estos de los miércoles mejoren. Al hemiciclo van buscando soltar una pedrada que les dé notoriedad, no entrar a analizar en serio nada.

Los miércoles y los martes. Miren lo que pasó ayer con el sufrido ministro José Luis Escrivá, nuevo pim pam pum de los socios del PSOE. Usted quizá pensó alguna vez que nuestros admirables legisladores se tomaban la molestia de saberse el tema sobre el que iban a opinar antes de ponerse a soltar lava. Pues siento decepcionarle pero son minoría los que se documentan un poco. El caso Escrivá demuestra que leerse una página de un periódico es un esfuerzo desmedido para quienes echan el día predicando. La sucesión de portavoces comentando lo de las pensiones sin haberse enterado aún de lo que dijo el ministro ha sido clamorosa.

Abrió la veda el lunes la líder oficiosa de Podemos, Yolanda Díaz. Reconviniendo al ministro, cual profesora disgustada, por andar diciendo lo que no toca.

Si el socio principal del PSOE se lanza al cuello de un ministro, los demás no se van a quedar atrás, no vaya a parecer que ellos quieren que la gente se jubile más tarde. A la portavoz de Bildu, por ejemplo, le parece inaceptable que el ministro tenga ideas distintas a las de ella.

¿No se puede aceptar que haya algo dentro de la cabeza de un ministro? Cielos. Qué cosas dicen los de Bildu. A Rufián, que es el de Esquerra, lo que le parece fatal es que se piense en los trabajadores de más de 55 años en lugar de pensar en los de menos de 25. Porque hay que elegir, no se puede pensar en todos a la vez.

El caso Escrivá demuestra que leerse una página de un periódico es un esfuerzo desmedido para quienes echan el día predicando

Otro que no se ha enterado de lo que dijo Escrivá. O sí, pero da menos trabajo criticar lo que uno quiere que haya dicho el otro que lo que de verdad ha dicho. Por cierto, paro juvenil, Gabriel: Cataluña, uno de cada tres menores de veinticinco años está parado. Cataluña es la comunidad que desde hace seis años gobierna su partido, Esquerra Republicana, aunque Rufián se empeñe en hablar como si todo fuera responsabilidad de los otros.

Un caso singular es Baldoví, el de Compromís, que cree estar criticando duramente al ministro cuando, en realidad, está diciendo lo mismo que él dijo. Eso es, que por qué se prescinde por sistema de los mayores de 55 años cuando están en perfecto estado de revista y, además, quieren trabajar. Si el diputado se hubiera leído la entrevista se habría sentido identificado.

Compromís, por cierto, también gobierna una comunidad autónoma, la valenciana. Tasa de paro juvenil, 41,5 %. Cada palo que aguante su parte de responsabilidad en el fracaso general que supone seguir teniendo un desempleo entre los jóvenes tan escandaloso.

Isabel Díaz Ayuso sube la apuesta y polemiza con el Papa

Isabel Díaz Ayuso sube la apuesta. Ya no polemiza con Sánchez, o con Casado. Ahora polemiza con el Papa.

Sorprendida la presidenta madrileña, de campaña autopromocional en las Américas, de que el Papa argentino hable así del legado español en América. ¿Hable, cómo? Ah, se refiere Ayuso a la carta que el papa le ha hecho llegar al arzobispo de Monterrey en el segundo centenario de la independencia de este país. El concepto papal de la purificación de la memoria.

Purificar la memoria viene a ser como limpiarla de impurezas. O más bien, adaptarla a los nuevos enfoques que, con el paso del tiempo, van surgiendo sobre los fenómenos históricos.

"Ya está más cerca Casado de ganar las elecciones generales en Polonia"

Te pones a polemizar con un Papa sobre las luces y las sombras de Hernán Cortés y ya me dirás quién le va a hacer caso entonces a Pablo Casado polemizando en Valladolid con Sánchez sobre el liderazgo de Europa.

No es que ganemos peso nosotros, es que lo pierden nuestros colegas alemanes. Puede que el discurso de Casado no haya sino un antes y un después en la historia de la política europea pero al menos ha ganado un voto. El de Donald Tusk, ex primer ministro polaco y presidente del Partido Popular Europeo.

En Donald Tusk ha encontrado el líder del PP a un verdadero fan. Ya está más cerca Casado de ganar las elecciones generales... en Polonia.