Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

El comentario de José Ramón de la Morena

José Ramón de la Morena a Robert Moreno: "Cuando acaricias a una víbora lo normal es que te pique su veneno"

Otra vez tenemos a nuestro fútbol metido en un lodazal por la Federación y su presidente, ese ex futbolista del Levante que pasó de presidir un sindicato a pastorear la Federación, y que en poco más de un año y 6 meses, ya ha nombrado y cesado a cuatro seleccionadores y acaba de nombrar al quinto. Otra vez Luis Enrique.

José Ramón de la Morena
  Madrid | 20/11/2019

A todos los cesados lo ha hecho con nocturnidad, premeditación, alevosía y cobardía….siempre conspirando por detrás y valiéndose de un tercero, en este caso Molina, que haga el trabajo sucio para que parezca un accidente. La rueda de prensa que dio fue una obra de teatro aburrida en el primer acto, y luego una letanía plañidera de justificaciones retorcidas. El escudo en el que se parapetaba era la desgracia familiar de Luis Enrique, para que todas las preguntas comenzasen felicitándole y alegrándose todos por el regreso de Luis Enrique.

Yo no me alegro que Luis Enrique vuelva a ser seleccionador, es mi opinión, una más entre millones. Las desgracias no nos hacen mejores ni peores, nos dan pena y producen solidaridad en un caso como el suyo, pero no nos convierten en indiscutibles. Y para mí Luis Enrique es muy discutible.

Me parece desleal lo que ha hecho con su carnal Robert Moreno, que fue más leal con él cuando anunció que si venía Luis Enrique él se haría a un lado, para volver a ser su ayudante. El Rubi tenía que cesar a Robert Moreno porque ya no había sitio para él. Y no saben cómo decírselo, hasta que termina dándose cuenta de que algo feo se está cociendo a sus espaldas, y exige que le digan la verdad.

Y se la maquillan con la posibilidad de que Luis Enrique quiera volver, y Robert Moreno que ya sabe que vuelve, se siente traicionado, y su inexperiencia ingenua, le hace coger esa pataleta de no dar la rueda de prensa el lunes después del partido y marcharse del vestuario llorando, quizá recordando alguna promesa que le hizo decir que confiaba totalmente en Rubiales.

Pues mira Robert Moreno, cuando acaricias a una víbora, lo normal es que te pique su veneno. Te lo debía haber advertido el psicólogo que te acompaña, y que habrá leído a Esopo, o al menos espero que se lo diga a Luis Enrique ahora cuando vuelva a trabajar si es que Luis Enrique no trae también otro psicólogo.

También puede interesarte:

Robert Moreno se despide entre lágrimas de sus jugadores con la puerta del vestuario cerrada

Rubiales anuncia la vuelta de Luis Enrique como seleccionador y el adiós de Robert Moreno

Los motivos del distanciamiento entre Luis Enrique y Robert Moreno