ENTREVISTA CON CARLOS ALSINA

Luis Alberto Rodríguez, jefe de ingeniería del Gran Telescopio de Canarias: "El ruido del volcán es indescriptible, no puedes escapar de él"

Vecinos y alcaldes de las localidades cercanas al volcán de La Palma cuentan cómo están viviendo las últimas horas de la erupción, que se calcula que puede continuar activo durante días o semanas.

ondacero.es

Madrid | 20.09.2021 10:09 (Publicado 20.09.2021 10:06)

Luis Alberto Rodríguez, jefe de operaciones de ingeniería del Gran Telescopio de Canarias y vecino de La Palma, estaba aproximadamente a un kilómetro y medio del volcán en el momento de la erupción, en la casa de sus padres.

El ruido del volcán es "indescriptible"

A la incertidumbre y el miedo que sufren los vecinos, hay que sumarle el ruido que emite el volcán en erupción, algo que impide dormir correctamente a toda la población de la zona. "Es un ruido indescriptible, podías oír el ruido aunque te escondieses dentro de la casa, no puedes escapar de él", explica Luis Alberto en 'Más de uno'.

Este fenómeno "es tan abrumador que no puedes hacer vida normal", dice este vecino que confiesa sorprenderse de la altura de la fuente de lava, que puede llegar a medir unos 800 metros.

Las últimas horas han sido más tranquilas

Las primeras evacuaciones comenzaron la mañana del domingo, con el desalojo de las personas dependientes. Desde entonces, los alcaldes de las localidades cercanas al volcán de Cumbre Vieja han estado advirtiendo a los vecinos de que estuviesen preparados para el momento de la erupción.

Gregorio Alonso, alcalde de Fuencaliente, explica que las últimas horas han sido "más tranquilas" porque la erupción del volcán está a unos 18 kilómetros. Antes de la erupción evacuaron el barrio de El Charco por precaución, sobre todo por motivos de desprendimientos de rocas.

El alcalde confiesa que pensaban que la erupción iba a ser más próxima al municipio de Fuencaliente de lo que ha sido. A pesar de ello, la erupción de un volcán de este tipo siempre es algo preocupante, puesto que pone en peligro numerosas viviendas. En relación a las pérdidas materiales, Gregorio Alonso apela al compromiso de Pedro Sánchez de reparar cuanto antes cualquier daño material producido por el volcán. "Al final los vecinos tendrán que volver y muchos no tendrán casas, así que habrá que estar preparados para ayudarles a que reconstruyan sus vidas", sostiene el alcalde.