Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

EN BUENAS MANOS

Las vacunas, el único tratamiento para la alergia al polen de los niños

Tal y como recoge el SEICAP, hasta un 30% de los jóvenes españoles padece alergia al polen y su incidencia es cada vez mayor en niños más pequeños. El cambio climático tiene una gran influencia, “hace que los periodos de polinización comiencen antes y sean más prolongados e intensos, lo que hace que sea posible observar niños con síntomas polínicos en algunas zonas del país durante los meses de febrero y marzo.

Redacción
 |  Madrid | 09/03/2020
Las vacunas, el único tratamiento para la alergia al polen de los niños

Las vacunas, el único tratamiento para la alergia al polen de los niños / Redacción

Según la Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica (SEICAP), las vacunas son el único tratamiento capaz de modificar y curar la alergia al polen en niños, por ello, debido a la proximidad de la primavera y polinizaciones cada vez más intensas, la SEICAP recomienda valorar el uso de inmunoterapia de forma individualizada en los niños con alergia a pólenes.

Tal y como recoge el SEICAP, hasta un 30% de los jóvenes españoles padece alergia al polen y su incidencia es cada vez mayor en niños más pequeños. El cambio climático tiene una gran influencia, “hace que los periodos de polinización comiencen antes y sean más prolongados e intensos, lo que hace que sea posible observar niños con síntomas polínicos en algunas zonas del país durante los meses de febrero y marzo. Hay que tener en cuenta que los días de viento, secos y soleados aumenta el polen ambiental, a lo que contribuye la mayor contaminación del aire, cuyas partículas aglutinan polen en suspensión. Por el contrario, la concentración polínica disminuye durante los días húmedos o de lluvia”, sostiene el doctor Javier Torres, miembro del Grupo de Trabajo de Alergia Respiratoria y Asma de SEICAP.

Los pólenes que más frecuentemente sensibilizan en España son los de gramíneas y de árboles como olivo, ciprés y plátano de sombra entre otros. La mayoría de las plantas polinizan en primavera, pero dependiendo de la latitud, algunas lo hacen en verano, otoño e incluso en invierno como las cupresáceas.

En caso de que los síntomas sean intensos y frecuentes, y exista repercusión en las actividades cotidianas y la calidad de vida del niño, “hay que valorar la indicación de inmunoterapia específica, pues va a ser el único tratamiento que consiga reducir, o incluso hacer desaparecer, los síntomas y disminuir la cantidad de medicación diaria. Esto lo decidirá un pediatra alergólogo tras un estudio detallado e individualizado para cada paciente”, afirma Torres.