Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

EN BUENAS MANOS

La SEC crea un decálogo para evitar la propagación del Covid-19 en el entorno hospitalario

Los profesionales sanitarios tienen más riesgo de contraer el COVID-19 por su contacto con los pacientes. Por ello, la Sociedad Española de Cardiología (SEC) ha elaborado una serie de recomendaciones para evitar la propagación nosocomial del virus; es decir, aquella que se produce durante la estancia en el entorno hospitalario.

ondacero.es
  Madrid | 23/03/2020
Es importante enseñarles a lavarse bien las manos

Es importante enseñarles a lavarse bien las manos / Archivo

El Comité Ejecutivo de la SEC recuerda que a la hora de realizar un procedimiento diagnóstico o terapéutico en cardiología “podemos entrar en contacto con pacientes infectados por COVID-19, por lo que antes de realizar cualquiera de estos procedimientos, que van desde estudios de imagen cardiaca hasta procedimientos invasivos cardiológicos como un cateterismo, debemos realizar un triaje de valoración del riesgo de infección por COVID-19”.

Tal y como recoge Con Salud, se considera un escenario de bajo riesgo si el paciente está asintomático, no ha tenido contacto con alguien infectado en los últimos 15 días y no ha estado en zona de riesgo en ese mismo periodo de tiempo.

Las medidas de protección baja incluyen mascarilla quirúrgica, gorro desechable, gafas, bata desechable, delantal impermeable y guantes de nitrilo. Las medidas de protección alta se componen de mascarilla n95, FFP2 o FFP3, gorro desechable, gafas, máscara facial, bata impermeable y dos pares de guantes de nitrilo.

“Todo el material se desechará después de su uso en un contenedor específico, salvo las gafas y la máscara facial, que deben lavarse”, detalla el Comité Ejecutivo, que recuerda también “la necesidad de seguir las indicaciones del Ministerio de Sanidad en cuanto a la técnica de higiene de manos y la secuencia de colocación y retirada del equipo de protección individual”.

Además de estas recomendaciones, la SEC ha elaborado otras de carácter más general:

1- Suspender y/o aplazar aquellas pruebas diagnósticas o terapéuticas que tienen carácter electivo.

2- Evitar las consultas presenciales y realizar la consulta vía telefónica o telemática.

3- Llevar el fonendoscopio a ser posible en el bolsillo de la bata y limpiarlo tras auscultar a un paciente y antes de auscultar a otro.

4- No compartir habitación de guardia entre varios compañeros de trabajo.

5- Evitar por el momento sesiones clínicas que impliquen un número mayor a cuatro profesionales sanitarios.

6- Recomendar a los pacientes hospitalizados evitar espacios comunes y limitar las visitas de sus allegados al mínimo.

7- Evitar recoger papeles, documentos y manipular las prendas que el paciente dejará a sus acompañantes.

8- Usar mascarilla quirúrgica para entrar en una habitación donde se encuentren casos sospechosos o confirmados de infección por COVID-19.

9- Siempre que el personal sanitario vaya a tocar a un paciente, deberá extremar al máximo las medidas de higiene de manos con agua y jabón o solución hidroalcohólica antes y después del contacto.

10- Poner mascarilla quirúrgica a los pacientes con clínica respiratoria.